Tiempo libre

Diferencias entre la televisión de antes y la de ahora

La Familia Telerín, Los Chiripitifláuticos o Los payasos de la tele entretuvieron a una generación con gustos muy diferentes a los de los niños del siglo XXI. ¿Cómo es la tele de ahora?

Las diferencias entre los programas de televisión de hace unas décadas y los de ahora son múltiples. No sólo esas diferencias se observan en la duración sino también y sobre todo en el tipo de contenido e incluso en el formato.

  • Duración: mientras que los antiguos programas eran largos y tenían un ritmo tranquilo, los programas infantiles actuales captan la atención de los más pequeños en poco tiempo (en capítulos de apenas unos 5 o 10 minutos) y a un ritmo más ágil (en menos tiempo ocurren más cosas).
  • Contenido: en España los primeros productos audiovisuales para público infantil proyectaban afectividad, amor fraternal y la noción de familia; ahora transmiten una variedad de valores mucho más amplia: el esfuerzo, la amistad o la honradez son solo algunos de los comunes a la mayoría de series infantiles actuales.
  • Formato: Antes de la llegada de la TDT triunfaban los espacios “contenedores”, como Megatrix de Antena 3, que incluían diferentes series presentadas por uno o varios chavales que animaban a los espectadores a seguir pegados a la tele y a solo despistarse unos minutos en las pausas consagradas a los anuncios de publicidad. Sin embargo, cuando surgieron los canales con programación destinada únicamente a niños, estos espacios “contenedores” tuvieron que aceptar que su siguiente paso era la desaparición. Ahora las preferencias de los niños de hasta siete años son las series de dibujos. Después ya es posible que les atraigan formatos más variados y en ellos entran hasta los realities generalmente en los últimos años los relacionados con talentos como cantar o cocinar. Seguro que sin pensar demasiado ya te ha venido algún nombre de algunos de esos realities a la cabeza.

¿Cómo será la televisión del futuro?

Según los estudios académicos relacionados con los productos audiovisuales y el público infantil, una de las características de la tele del futuro que ya se empieza a dejar ver es que tiende hacia lo transmediático. ¿Qué significa eso? Pues que se trata de la complementación de las historias a través de las diversas pantallas a las que se tiene acceso. Así, alrededor de un programa de televisión infantil como Peppa Pig se hace una película, se diseñan libros con historias adyacentes a la que se ve por la tele, un portal web con actividades como juegos, clips de vídeo, etc. Otra característica que vaticinan algunos investigadores es que se tenderá cada vez más a incentivar una “interactividad” entre el programa y el niño que en ese momento lo está viendo. Un buen ejemplo es el caso de Dora la exploradora.

Asesora: Jaqueline Sánchez, Doctora en Comunicación Audiovisual, Especialista en Educación Mediática, Directora del Taller Telekids y codirectora del Curso de Experto Universitario en Producción de Contenidos Audiovisuales para Público Infantil de la Universidad Internacional de Andalucía.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo