Deberes

7 consejos para ayudar a los niños a estudiar los exámenes

Trucos para que el fin de curso no se convierta en una fuente de estrés para padres e hijos.

estudiar

El tiempo pasa volando, y casi sin darnos cuenta estamos a las puertas del final de curso. Antes de las esperadas vacaciones de verano, los niños tendrán que hacer frente a los temidos exámenes. ¡Que no cunda el pánico! Silvia Álava Sordo, psicóloga y autora del libro “Queremos hijos felices”, te da algunas ideas para ayudarles a superarlos.

Motívales

Lo ideal es que los niños estén motivados por sí mismos a aprender y a estudiar, pero muchas veces encuentran otras actividades que les apetece más hacer. Por eso, los padres deben poner los estudios como una prioridad y enseñarles que después de terminar las tareas ya se pueden poner a jugar o a hacer otra cosa.

Ayuda de los padres

Aunque muchas veces los padres sienten la obligación de ayudar con las tareas del colegio, esto es un error. “Es importante trabajar la autonomía de los niños”, explica la psicóloga. Los deberes son su responsabilidad y tienen que hacerlos ellos solos. Mamá y papá podrán ayudarles después a resolver las dudas que les hayan surgido.

Crea el entorno perfecto

Hay cinco factores clave para lograrlo: hacer los deberes en el mismo sitio, ponerse con ello siempre a la misma hora, que sobre la mesa solo tengan lo que necesiten para estudiar (sin móviles, juguetes u otras distracciones), que la tele esté apagada y que adopten una postura correcta.

¿Cuántas horas?

Cuando los niños son más pequeños lo importante es trabajar el hábito, por lo que bastaría con entre 20 y 25 minutos diarios. Según van creciendo, ese tiempo irá aumentando dependiendo de los deberes y exámenes, por lo que los padres deben estar pendientes.

Conoce sus puntos fuertes

La psicóloga Silvia Álava lo tiene claro. “Muchas veces ni siquiera cuando somos adultos sabemos diferenciarlos, por lo que es complicado.” Defiende que lo más importante es observar a nuestros hijos, mitigar sus defectos y potenciar sus virtudes. También ayuda plantearles pequeños retos que puedan conseguir y ajustar el nivel de exigencia que, en muchos casos, es mayor de lo que el niño puede hacer.

¿Y si traen malas notas?

Hay que valorar las dificultades que puedan tener los niños para el aprendizaje de ciertas materias, y tener en cuenta el esfuerzo que han hecho. “Si el niño saca una mala nota pero se ha esforzado, no pasa nada. Será diferente si suspende por no haberlo hecho.”

Trucos para no estresarse

Para que la época de exámenes no termine por convertirse en un momento de estrés para los hijos y, por extensión, para toda la familia, la psicóloga nos da estos cuatro consejos:

  • Ayudar a tu hijo a que confíe en sí mismo. Si ya ha aprobado otros exámenes difíciles, podrá con los siguientes.
  • Es de vital importancia que aprenda a pensar en positivo. “Yo puedo”, “lo haré bien”, son frases que puede repetir para ayudarse y darse ánimo.
  • La respiración es muy importante. Puedes enseñarle a respirar profundamente y a expirar lentamente el aire hasta que note que sus pulmones se vacían. Esto le ayudará a relajarse.
  • Pequeños sorbos de agua durante el examen pueden ayudar a mantener la concentración y a reducir el nivel de ansiedad, así que, ¡que no se olviden de llevarse su botella!

Fuente: mamuky.com

Etiquetas: colegio, deberes, educación

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS