Posibles causas

A mi hijo le da miedo cortarse el pelo: ¿por qué le ocurre?

¿Tu peque tiene miedo de cortarse el pelo? ¿No entiendes por qué le sucede? Ten en cuenta estos factores que vemos aquí para entenderlo.

niño
Fuente: iStock

El miedo es un sentimiento que todos tenemos, y que los niños pequeños también experimentan. De hecho, muchas son las cosas a las que lo pueden tener: a la oscuridad, a los animales, a las personas que no conocen… Y sí, también a cortarse el pelo. ¿Quieres saber cuáles son los principales motivos por los que lo pueden sentir?

Se trata de un sentimiento común entre los más pequeños. Y realmente, si lo analizamos bien, que un niño tenga miedo a cortarse el pelo puede ser más lógico de lo que parece. No obstante, es normal también que a los adultos nos parezca curioso y a veces hasta gracioso. Veamos por qué los niños pueden sentirse atemorizados por cortarse su cabello.

¿Por qué le puede ocurrir?

Para empezar, deberíamos considerar que sentir miedo es bueno, es un efecto natural que surge cuando percibimos algún riesgo o peligro, por lo que, gracias a él, podemos estar más atentos en situaciones concretas que así lo requieren.

En el caso de los niños, no solo es bueno, sino que lógicamente también es algo natural y forma parte de su desarrollo emocional. En este sentido, es fundamental que los padres apoyen a los niños de manera respetuosa y, por supuesto, que los ayuden a superarlo.

Posibles razones que explican el miedo

niño
Fuente: iStock

Si tu hijo tiene miedo a cortarse el pelo, ten en cuenta estos factores para comprenderlo:

  • La peluquería en sí es un lugar lleno de estímulos visuales (los espejos, las luces), olfativos (el olor de los productos para el pelo) y auditivos (los sonidos de los secadores y maquinillas, por ejemplo). Y claro, en algunos casos pueden resultar ser muy fuertes para ellos, más aún si es la primera vez que acuden a un lugar así.
  • El hecho de que una persona desconocida para él le vaya a tocar la cabeza y a utilizar objetos como tijeras, navajas o maquinillas puede no ser lo más apacible para un peque.
  • Si alguna vez el niño se ha cortado con algo y ha sentido dolor, es normal que guarde alguna connotación negativa y que, por lo tanto, al decirle que tiene que “cortarse el pelo” puede que lo relacione y piense que va a volver a hacerse daño.
  • Llegar y ver un lugar con pelo por el suelo recién cortado tampoco es que ayude mucho a reducir su miedo.
  • Por otra parte, también hay que contar con el carácter de cada niño. Si el peque es muy activo tampoco le apetecerá quedarse sentado sin moverse.
  • Además, algunas partes del proceso pueden resultar muy molestas para los más pequeños, como el ruido que pueda hacer la máquina al pesar al lado de sus orejas, el agua que pueda escurrirles por dentro de la ropa, el no poder sacar los brazos por la bata que les hacen ponerse...
  • En el caso de niños que sean más mayores también es probable que sientan miedo por el “cambio de look”. Como no saben cómo va a actuar el peluquero, ni con el aspecto con el que quedarán, puede que no les haga ninguna gracia ir a la peluquería.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo