Entrevista a Alfredo Hernando

"A veces aprender significa no escuchar al profesor, sino ponerse a trabajar"

4 minutos

¿Cómo deberían ser los colegios del siglo XXI? ¿Qué hace que un colegio tenga éxito? ¿Y que los alumnos vayan contentos a clase? Hablamos de educación con Alfredo Hernando, autor de 'Viaje a la escuela del siglo XXI Así trabajan los colegios más innovadores del mundo'.

Alfredo Hernando

El debate sobre la necesidad de cambiar el sistema educativo vigente en nuestro país está en la calle. Por eso la publicación del libro Viaje a la escuela del siglo XXI Así trabajan los colegios más innovadores del mundo (Fundación Telefónica) ha sido todo un acontecimiento: en menos de una semana se registraron más de 80.000 descargas de la versión on line. Para escribir este libro, el psicólogo e investigador Alfredo Hernando pasó nueve meses visitando 50 colegios innovadores en los cinco continentes.

¿Las escuelas más innovadoras son las escuelas con más éxito?

El concepto de innovación está unido al de creatividad. Hay muchas escuelas alternativas, pero yo no quería centrarme solo en esas escuelas, sino en escuelas que demostrasen resolver con éxito desafíos que tienen pero ofreciendo resultados. Las escuelas que he visitado comparten dos características: una es que son o bien públicas o bien concertadas y la otra que tienen resultados de éxito.

De los colegios que has visitado, ¿cuál es el que más te llamó la atención?

Esto es como los hijos, a todos se les quiere por igual. Todos ellos coinciden en que tenían unos desafíos y los resolvieron con una serie de metodologías, de trabajos en el aula…, si las miramos en conjunto, dibujan una misma escuela y por eso yo las llamé “Escuelas 21”.

¿Cuál es el perfil de esa escuela modélica?

Es una escuela que busca el éxito para todos los alumnos y procura el aprendizaje personalizado. Es una comunidad que se pregunta: “¿Qué necesitamos para que nuestros alumnos tengan éxito?” y la escuela pone todos los medios que tiene (horarios, cursos, metodología, recreo, lo que se hace por la tarde…) al servicio de los alumnos. Una idea muy bonita es que estas escuelas piensan que todos los alumnos pueden tener éxito. Y en cerca de la mitad de ellas todos los alumnos terminan la educación secundaria.

¿En estas escuelas los alumnos van contentos al colegio?

Sí, esta es una característica común. Estas escuelas trabajan competencias, como el trabajo en equipo o la empatía frente a ciertos problemas universales y la búsqueda de soluciones para resolverlos, es decir, tienen unas habilidades que son importantísimas para el futuro de los alumnos y que a ellos les interesan. Ofrecen más oportunidades de aprendizaje para que cada alumno pueda encontrar quién es y cómo crecer.

Portada Viaje a las escuelas
SEGURO QUE TE INTERESA...

Y el alumno tiene que estar implicado

Claro, esa idea de que el niño tiene que estar sentado es el mayor desastre que le ha pasado a la escuela. A veces aprender significa no escuchar al profesor, sino ponerse a trabajar solo o con los compañeros o con el profesor, hacer actividades, estar de pie, estar fuera, mirar los acuerdos a los que ha llegado con el docente, saber cuándo se tiene que examinar, todo esto significa que el trabajo del alumno es mayor.

¿Qué te parece que los niños tengan muchos deberes?

El asunto de los deberes es distinto dependiendo de la edad, no es lo mismo en primaria que en secundaria, pero cuando los alumnos aprenden en el aula, pueden seguir haciendo muchas cosas en casa; y si lo que han hecho en el aula es motivante, el tiempo libre, lo que hablan con los padres en la cena, lo que hacen el fin de semana, va a estar relacionado con lo que hacen en la escuela. Para ellos quizá no sean deberes, pero seguirán aprendiendo.

La escuela infantil ¿qué debería ofrecer?

Mucha tranquilidad. Simplemente tiene que ofrecer variedad de experiencias de aprendizaje con agua, luces, letras, sonidos… tiene que dejar al niño que vaya explorando, que descubra esas experiencias estimulantes, y debe permitir la participación de los padres, que los padres puedan comprobar que es fácil relacionarse con los hijos sin necesidad de estar haciendo cosas constantemente.

¿Los padres tendrían que tener más presencia en la escuela infantil?

Yo creo que sí, y no solo en infantil, hay que superar el modelo de escuela en el que los padres solo asisten a unas charlas para saber cómo van tus hijos. Hay madres médicas y padres enfermeros que pueden entrar en el aula a explicar el sistema respiratorio, por ejemplo.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS