Montessori en verano

Actividades Montessori para que los niños aprendan en verano

El Método Montessori está plagado de actividades y juegos que os vendrán a la perfección para este verano: los niños aprenderán mientras se divierten.

¿Quién dijo que el verano es únicamente para divertirse y que a través de la diversión los niños no pueden aprender? El verano está lleno de posibilidades de seguir aprendiendo más allá de las aulas y de los currículos educativos: la temporada estival es la oportunidad perfecta para aprender cosas sobre la vida, sobre el mundo que rodea a los niños y, lo que es mejor, aprovechar todo eso de lo que están rodeados para nutrirlos de nuevos conocimientos.

actividades montessori
Fuente: iStock

En esto, el Método Montessori tiene mucho que aportar. Como ya sabrás, se trata de un modelo pedagógico alternativo que aboga por la autonomía de los niños como vía para su aprendizaje. Esa autonomía propone estimularla en un entorno favorable y creado específicamente para este fin y, como no podía ser de otra manera, a través del aprendizaje basado en el juego. Y es que, recordemos, que el proceso lúdico es la principal vía de adquisición de conocimientos por parte de los más pequeños de la casa.

Basándonos en ese método y aprovechando el tiempo de las vacaciones de verano, os proponemos una serie de juegos y actividades de las que los niños podrán sacar mucho conocimiento a la vez que se divierten sin parar.

Actividades sensoriales para niños

Las actividades sensoriales son esas que están destinadas a trabajar el desarrollo de cualquiera de los sentidos.

Una de las actividades sensoriales más conocidas del Método Montessori son las conocidas como botellas sensoriales: botellas con algún tipo de líquido dentro que los niños puedan ver y, por tanto, estimular el sentido de la vista.

Esta actividad es muy fácil de preparar: tan solo necesitaréis una botella vacía, llenarla de agua e introducir cualquier elemento que se os ocurra y que sea vistoso: purpurina, pompones, botones, …

Es genial para bebés: puedes hacer rodar la botella unos metros para que el niño vaya detrás gateando o andando a buscarla.

Otra actividad sensorial muy sencilla y muy divertida para los niños son las pinturas de dedos caseras. En este link os enseñamos la receta para fabricar pinturas caseras.

Con ella, los niños podrán trabajar el sentido del tacto y, además, dar rienda suelta a su imaginación.

Por último te proponemos crear una caja sensorial con diferentes texturas para trabajar todos los sentidos a la vez: colores vistosos, diferentes olores, diferentes texturas para trabajar el sentido del tacto (esponjas, por ejemplo) o algún que otro material que emita sonido para trabajar el oído.

Actividades en la naturaleza para niños

El contacto con la naturaleza es uno de los pilares imprescindibles del Método Montessori. Algo que se ha vuelto especialmente importante desde la llegada de la pandemia, ya que los niños están empezando a sufrir déficit por falta de naturaleza.

Por eso, os proponemos que aprovechéis el verano para volver a reconectarlos y si de paso trabajáis su aprendizaje, mejor que mejor.

El blog Creciendo con Montessori propone, entre otras, plantar semillas en la tierra para que los niños vean, poco a poco, la evolución de la planta, desde los primeros brotes hasta, incluso, los primeros frutos (y posteriormente su recolección). “Con esta actividad tomarán conciencia sobre el tiempo necesario y la espera necesaria para que la planta crezca, desarrollando la virtud de la paciencia”, afirman los especialistas del blog.

Otra actividad perfecta para reconectar a los niños con la naturaleza (y genial para el verano) es la que propone Montessori en Casa: hacer un bloque de hielo con flores y dejar que los niños lo deshagan poco a poco. Esta, además, también fomentará diferentes sentidos. Aquí te dejamos el paso a paso.

Por último, una actividad básica que ya describía María Montessori en su método: jugar en medio de la naturaleza siempre. En verano podemos aprovechar aún más los ratos libres para hacerlo. Una pelota, un balón o, simplemente, dejar que exploren el espacio y busquen sus propios juguetes en los elementos naturales, servirá y bastará para que amen lo que tienen a su alrededor.

Juegos de agua Montessori

Por último, queremos hacernos eco de algunos juegos del Método Montessori que tienen como principal protagonista al agua. Además de ser muy entretenidos, los niños podrán aprender y trabajar diferentes conceptos:

  • El juego del trasvase del agua: en esta entrada del blog de Mamaluz Cajas de Luz se describe el juego del trasvase del agua como perfecto para aprender las diferentes porosidades de los materiales. ¿En qué consiste? En pasar el agua de un vaso a otro siguiendo algunas reglas: sin perder nada de agua por el camino. Para ello podrán usar diferentes materiales. Buscarán cucharas, jeringas, esponjas, bolsas…
  • ¿Esto flota? Si tu hijo es de los que pregunta si flota esta o la otra cosa, este juego es para él. Llenaremos un cubo o barreño de agua y le pediremos que busquen diferentes materiales por casa (siempre con cuidado). Después, jugaremos a adivinar si flotan o se hunden.
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo