Infancia feliz

Amor, respeto y confianza: los 3 indispensables para que los niños crezcan sanos

La AEPap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria) ha elaborado el decálogo definitivo con las reflexiones que tienen que tener en cuenta los padres para educar y criar hijos emocionalmente sanos y, sobre todo, muy felices.

 Educar niños emocionalmente sanos y felices es algo que todas las familias desean que ocurra. Pero, aunque en la actualidad los padres cuentan con múltiples herramientas que les ayudan a hacerlo de la manera correcta, pueden sentirse desbordados cuando tienen que llevarlo a la práctica y pueden surgir las típicas dudas: “¿lo estaré haciendo bien?”, “¿crecerá siendo una persona emocionalmente sana?”, “¿sentirá que no le quiero lo suficiente?”.

En ocasiones, los padres pueden sentir que no están haciendo lo suficiente y eso puede llevarles a necesitar apoyo, asesoramiento y herramientas que les ayuden a gestionar los retos que se presentan en su día a día en la vida familiar. Así, los niños podrán crecer sanos y en amor y ellos podrán sentirse a gusto y tranquilos con su trabajo.

Para ayudar a los papis, son los propios niños los que, en primera persona, han elaborado un decálogo con las diez reflexiones que resumen a la perfección todo lo que necesitan de sus familias. No lo han escrito ellos directamente: les han dejado el legado a los ‘héroes’ de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria que, en nombre de todos sus pediatras, han elaborado esta carta dirigida, directamente, a ‘sus majestades, Papá y Mamá’ que establece una serie de normas a seguir para garantizar que todos los niños, niñas ya adolescentes crezcan en un entorno libre de cualquier forma de violencia.

El respeto, lo más importante

Entre estas reflexiones hay algunas de sobra conocidas por todos como es la escucha activa, el afecto o, incluso, practicar el apego desde que nacen con la persona que les aporta seguridad, protección y cuidados.

Otras, sin embargo, nos abren nuevos horizontes hacia una educación más igualitaria y respetuosa con la infancia: dejan claro, por ejemplo, que los niños necesitan de nuestro apoyo, ya que les transmite confianza y seguridad. Así, consideran de vital importancia elogiar su esfuerzo y sus logros y destacar sus buenas acciones. Además, que creen que el error también es una oportunidad de aprendizaje. De esta manera, es muy importante respetar sus gustos y deseos y fomentar su autonomía con el fin de fortalecer su motivación, su capacidad y su autoconfianza.

También hablan de la importancia de pasar tiempo de calidad en familia: para conseguirlo abogan por hacer cosas juntos como disfrutar de actividades dentro de casa, viajar o estar en contacto con la naturaleza. Creen, a su vez, que leer un cuento o dar un beso de buenas noches a tus hijos diariamente, puede ser muy beneficioso para ellos. Por último, no se olvidan de recordar a todos los papis que es necesario apoyar a los niños en la toma de decisiones y, de hecho, motivarles a hacerlo, además de “amarlos tal y como son”.

Aunque esto es solo un resumen de lo que podemos encontrar en su carta, hemos decidido dejar por escrito el texto íntegro para que cualquier padre pueda echarle un ojo cada vez que sienta que la crianza de sus hijos le está sobrepasando.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo