Clase

Aprender a cooperar, ¿en qué consiste esta asignatura del colegio?

Es una de las acepciones que algunos centros docentes utilizan para nombrar a la asignatura alternativa a religión, si bien este marco cambiará con la entrada en vigor de la LOMLOE, que establece una nueva asignatura obligatoria.

La alternativa a la religión es los colegios no queda clara para muchos padres, ni siquiera cuando leen los programas educativos de los centros docentes. No es su culpa ni de las familias, es que los numerosos cambios de leyes electorales en el camino de medio siglo de la democracia española ha metido esta cuestión en medio de una niebla que ha llenado de confusión a las familias.

Teniendo en cuenta que hablar sobre esta cuestión puede quedar obsoleto en cuanto entre en vigor la ley LOMLOE, la propuesta de la ministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celaá y del gabinete liderado por Pedro Sánchez para sustituir la llamada ley Wert, es mejor empezar este texto por el final. 

Desde que dicha vigor sea efectiva, la religión será una asignatura no computable -no será evaluable- y tampoco contará con una alternativa. Es decir, no habrá lo que los millenials conocen como “ética”, que es lo mismo a lo que parte de la generación Z llama “Educación para la ciudadanía”, y lo que en la actualidad se conoce en algunos coles como “Aprender a cooperar”. Son, en definitiva, asignaturas enfocadas en cuestiones éticas y de valores sociales que cursan aquellos alumnos que prefieren no matricularse en la asignatura de religión.

La alternativa a la religión

“Aprender a cooperar”, o cualquier de las otros nombres con los que los colegios se refieran a esta asignatura alternativa a religión, puede tener los días contados porque la LOMLOE establece una asignatura obligatoria para todos los alumnos, tantos los que den religión como los que no. Se llamará Valores Cívicos y Éticos y será impartida por profesores con conocimientos en filosofía, tal y como explicó a finales del año pasado la ministra Celaá.

Bien es cierto que no se restituirá la asignatura de filosofía como tal, y dado que la religión seguirá siendo una opción, es probable que los centros docentes mantengan alguna asignatura paralela alternativa del estilo de la actual “Aprender a cooperar”. 

En dicha asignatura, el trabajo se basa en profundizar en este modelo de trabajo y también de enseñanza a los alumnos. Es propio de centros basados en modelos educativos cooperativos. A grandes rasgos, el trabajo cooperativo prepara a los niños en un entorno basado en valores propios de la filosofía cooperativa como la participación, la colaboración, la tolerancia, el respetoa los demás y el diálogo.

A través de la asignatura de “Aprender a cooperar”, los alumnos aprenden una forma de organizar la realización de tareas en grupos, se fomenta en ellos el concepto de ayuda mutua y también se acostumbran a afrontar la toma de decisiones buscando puntos de encuentro por el bien común. Por lo tanto, fomenta una educación menos jerarquizada, en la que la responsabilidad del proceso de enseñanza y aprendizaje no recae exclusivamente en el profesorado, sino que los alumnos tienen también su cuota de protagonismo en él. 

Cuando la LOMLOE entre en vigor, el marco cambiará, por lo que los centros tendrán que adaptar su oferta educativa y su programa a las nuevas exigencias legales. Y si la nueva asignatura, Valores Cívicos y Éticos choca con la alternativa que impartan a la religión por su similitud, seguramente tendrán que optar por explorar otro camino.

También te puede interesar:

Continúa leyendo