Migración

Así influye el género en el futuro de los niños migrantes

Los menores de edad que se ven obligados a migrar y desplazarse a otros países tienen más posibilidades de acabar en trabajos forzosos y en las redes de la explotación sexual.

niños
Fuente: iStock

El género determina el futuro de los niños migrantes desplazados: muchos de ellos no acabarán en trabajos bien remunerados. Según UNICEF, estos niños tienen más probabilidades de acabar siendo víctimas de los trabajos forzados y la explotación infantil. Por sexo, las niñas serán víctimas de la explotación sexual. Unos 35,5 millones de niños han tenido que vivir fuera de su país de origen en 2020 y otros 23 millones lo hacían desplazados en otros lugares dentro de su mismo país.

El informe titulado Uncertain Pathways revela que a lo largo del año se produjeron casi 15 millones de nuevos desplazamientos, es decir, 41.000 al día, y que el número de niños supera al de niñas. Hoy en día, "cerca de 60 millones de niñas y niños han emigrado a través de las fronteras o han sido desplazados por la fuerza dentro de sus propios países", dijo Verena Knaus, directora de Migración y Desplazamiento de UNICEF, en Ginebra durante la presentación del informe.

El papel que juega el género es fundamental para entender las diferencias que existen dentro de la migración. "El género sesga ciertas rutas y experiencias migratorias", explicó Knaus y añadió que "nueve de cada diez niños no acompañados que buscaban asilo en Europa eran varones", más de la mitad de los cuales provenían de Afganistán, Marruecos y Siria.

Antes de la invasión de los talibanes en Afganistán, este país ýa había sufrido una gran migración y la mayoría de personas solicitaban asilo en Europa. En aquel entonces, los niños que pedían asilo eran en su mayoría varones pero, ahora, con la nueva invasión, la situación es diferente y muchas niñas están pidiendo asilo en Europa para que les saquen de la represión de este grupo armado.

Ellos, trabajos forzosos. Ellas, explotación sexual

El informe antes mencionado de Unicef también explica el papel de los niños migrantes dentro de su núcleo familiar y en función de su género: "A menudo, se espera que los niños asuman el papel de sostén de la familia, mientras que las niñas pueden migrar como estrategia para retrasar el matrimonio precoz o la violencia sexual asociada a la guerra", asegura.

Pero, a menudo, el destino final que les espera no es muy esperanzador: todos, niños y niñas, acaban siendo víctimas de una u otra manera del maltrato y la explotación infantil: ellas, según Unicef, tienen posibilidades de terminar siendo víctimas de explotación sexual y trata de personas, mientras que ellos acaban en trabajos forzosos.

En el campo de la educación los datos no mejoran mucho. El informe alega que las diferencias de género a nivel educativo son tremendas, ya que las niñas que son desplazadas tienen más probabilidades de no ir a la escuela que los niños.

Algo que también sostiene el estudio “Perspectiva de género en los fenómenos migratorios: estudio desde Europa y América Latina”, llevado a cabo por Yennesit Palacios Valencia, abogada de Derechos Humanos y Desarrollo El mismo determina que “las niñas migrantes están expuestas a riesgos mayores en cuanto a discriminación, explotación y violencia, ya sea durante sus travesías o en los lugares de destino. En específico, las niñas integran el grupo más alto de víctimas de engaño por organizaciones dedicadas a la trata de personas con fines de explotación, razón por la cual se encuentran entre las más vulnerables”.

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo