Prueba estas ideas

Así puedes motivar a tu hijo sin usar premios

Que los niños tengan motivación es fundamental para que realicen sus tareas. Mira aquí algunas recomendaciones para motivarlos sin recurrir a premios.

madre e hijo
Fuente: iStock

Todos nos movemos y nos impulsamos gracias a la motivación, por eso, es importante que los niños estén motivados para que tengan esa “fuerza” que les permita realizar todas sus tareas. No obstante, a veces es fácil caer en el error de tratar de motivarles a través de premios o de chantajes. Veamos algunas recomendaciones para hacerlo de manera positiva.

Es normal que para los padres sea motivo de preocupación, un ejemplo clásico es cuando los niños tienen falta de motivación para estudiar o incluso para hacer sus deberes. Los mayores, en pro de que acaben sus tareas, suelen recurrir a los premios y les ofrecen algún tipo de regalo si acaban con X actividad.

“Si te comes eso, luego te compro un regalito”, “Si haces los deberes, te compro un videojuego”. Aunque a priori pueda parecer una técnica efectiva porque vemos que el peque se dispone a terminar su quehacer, la realidad es que a la larga esto no es beneficioso.

La clave está en motivar a los niños, pues es la motivación la que a todos nos ayuda a conseguir los objetivos que nos proponemos en la vida. No obstante, si lo que hacemos es intentar impulsar a los niños a través de premios, estaremos potenciando lo que se llama motivación extrínseca. Y esto no quiere decir que esta sea mala, pero sí que no puede ser la única. Pensemos que, si desaparece el premio, también desaparece su motivación.

¿Entonces qué es lo que debe primar? Lo más importante, aunque no lo creamos, es reforzar al pequeño mediante las emociones, por eso, cuando el peque consiga algo, podemos mostrarle nuestro apoyo y, sobre todo, nuestro orgullo.

Recomendaciones para motivar a los niños sin premios

Ten en cuenta estos consejos a la hora de motivar al pequeño de la casa:

  • Ayúdalo a que se ponga objetivos alcanzables que sean realistas. De lo contrario puede ser un factor que potencie su desmotivación.
  • No le exijas de más según lo que tú crees que pueden hacer, sino pensando en lo que sí será capaz de lograr.
  • Muestra orgullo (y demás emociones positivas) hacia sus logros.
  • Deja que tenga autonomía para alcanzar sus objetivos y que pueda hacerlo por sí mismo.
  • Busca tareas que puedan ser interesantes para él y que le motiven.
  • Ten en cuenta sus capacidades y su forma de aprendizaje.
  • Pídele que te enseñe a hacer algo que sepa hacer muy bien, esto le reforzará mucho.
  • Enséñale a valorar lo que ha conseguido a través de su esfuerzo, aunque no haya logrado totalmente todo lo propuesto.

Premios y castigos: ¿sí o no?

Teniendo todo esto en cuenta, no se trata de prometerles premios o de quitarles cosas si hacen o no hacen algo. Se trata de reforzarlos de manera positiva para que consigan sus metas.

Pero entonces… ¿Si han logrado algo no podemos darles un premio? Sí podemos. Darles una recompensa como una pequeña sorpresa que no se esperan no es negativo, sino que es una forma de recompensar ese esfuerzo, ya que no se convierte en su meta a alcanzar desde el principio. De la misma manera, tampoco debemos castigar a un niño cuando no logra algo, porque, de hecho, eso podría hacer aumentar su desmotivación.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo