Acoso escolar

El acoso en las aulas disminuye con la pandemia, aunque aumenta en las redes sociales

Según el estudio “III Informe de Prevención del Acoso Escolar”, el ciberbullying fue la forma de acoso más presente durante la pandemia y no solo se ha producido a través de aplicaciones como WhatsApp.

niños
Fuente: iStock

El acoso escolar es una forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada a lo largo del tiempo. Consiste en agresiones físicas, amenazas, vejaciones, coacciones, insultos… que persiguen intimidar o atemorizar a la víctima.

El informe anual de las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR, bajo el nombre de “La opinión de los estudiantes. III Informe de Prevención del Acoso Escolar en Centros Educativos en Tiempos de Pandemia 2020/21», refleja un descenso sin precedentes de esta práctica debido a la pandemiaSin embargo, el ciberbullying, la forma de acoso más presente durante la pandemia, ha aumentado, como afirma el informe. Un tipo de acoso que tiene lugar a través de los dispositivos móviles pero que, además de tener cabida en aplicaciones de mensajería instantánea (53,9%), también se da en redes sociales: Instagram (44,4%), TikTok (38,5%) o videojuegos (37,7%). El descenso del acoso escolar y el aumento del ciberbullyng se ha debido a que en 2020 apenas ha habido clases presenciales y el acoso se ha producido a través de los móviles.

El 21,8% de los alumnos reconoce haber participado en un caso de acoso escolar sin haber sido consciente de ello y un 94% afirma que lo volverían a repetir tras darse cuenta. Un 88% afirmó que cuando los compañeros se unen en defender al acosado, este se siente mucho mejor y puede plantarles cara a los acosadores.

El estudio ha concluido que las agresiones más comunes por acoso son el aspecto físico (52,5%), por ser diferente (46,4%), por las cosas que hace o dice (39,1%), por sus gustos (30,4%), por ser de otro país, cultura, raza o religión (26,2%), por ser nuevo (20,1%), por su orientación sexual (15,2%) o por tener mucho o poco dinero (14,2%).

¿Se debería prohibir el móvil en clase?

Además de todo lo anterior, el estudio también ha querido conocer la opinión de los jóvenes en ciertos temas. Como, por ejemplo, si consideran positiva la prohibición del teléfono móvil en los centros educativos. Tan solo un 23% cree que es una medida que no serviría para mucho. Según este estudio, la prohibición del móvil en clase impediría el ciberbullying a gran escala y evitaría que los niños se distraigan en clase con cualquier tontería que hagan sus compañeros. Además, añaden que se podría utilizar en el recreo o para llamadas de urgencia. Algunos niños creen que el móvil puede ser una herramienta escolar con la que poder trabajar en clase y que prohibiéndolo no van a solucionar el acoso.

Los profesores creen que sería una buena medida a tomar y ocho de cada diez la consideran necesaria. El 18,7% de profesores estiman que los alumnos deberían aprender a través de talleres a utilizar el móvil de forma responsable

¿Cómo se puede acabar con el acoso escolar?

Por último, el estudio ha recogido las soluciones más repetidas por los alumnos para acabar con el acoso escolar: avisar al profesor y hablar de lo sucedido para que tome cartas en el asunto. En cuanto a los profesores, más de la mitad reconocen la falta de recursos y formación entre el personal docente como barrera a la hora de intervenir en situaciones de acoso escolar.

Eso sí, según los docentes, tiene más sentido el trabajo con el alumnado en el respeto a las diferencias y el diálogo que los castigos impuestos, como la expulsión del centro escolar y sugieren a padres y madres educar en valores y prestar atención a los hijos/as como medidas de prevención del acoso escolar.

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo