Desarrollo infantil

Beneficios de la risa en el desarrollo de los niños

¿Has escuchado alguna vez eso de que ‘la risa es el remedio de todos los males’? Estos son los motivos por los que es necesaria en el desarrollo de los niños.

Qué placentero es escuchar a un niño partiéndose de risa, ¿verdad? Es uno de los mayores indicadores de que, al menos en ese momento, está siendo feliz. Pero, además de ser una perfecta señal de felicidad, ¿sabías que la risa es beneficiosa y, por tanto, más que necesaria en el desarrollo de los niños?

beneficios de la risa en el desarrollo de los niños
Fuente: iStock

Es tan beneficiosa que, incluso, existe una terapia conocida como ‘risoterapia’ que se utiliza en hospitales con niños enfermos e, incluso, con niños víctimas de catástrofes naturales. De hecho, en el conflicto entre Ucrania y Rusia es fácil ver a personas disfrazadas de payaso intentando sacar una sonrisa a los niños que huyen de su país en busca de un destino más seguro.

Que la risa es beneficiosa no lo decimos nosotros: es una afirmación avalada por los numerosos estudios científicos que se han llevado a cabo a lo largo de los años con respecto a esta cuestión. Entre otros, han demostrado que los beneficios no se muestran solamente a un nivel: existen a nivel emocional, físico, cognitivo y también fisiológico.

Beneficios mentales de que los niños se rían

Como decimos, son muchas las facetas del desarrollo infantil que se ven beneficiadas gracias a la risa. Una de ellas es, sin duda, el plano mental:

Un grupo de investigadores franceses publicó en la revista científica Cognition and Emotion un análisis a través del cual demostraron que los niños que se ríen aprenden y memorizan más rápido que los que no lo hacen.

Para llegar a esta conclusión hicieron un experimento muy sencillo con un grupo de pequeños de 18 meses: dividieron a los niños en dos grupos; el primero observó cómo un adulto jugaba con un juguete después de recuperar este de un sitio alto; el segundo fue testigo de cómo un adulto tiraba el juguete al suelo inmediatamente.

En el segundo grupo vieron más niños riendo y, a su vez, esto les llevó a la conclusión de que ellos, los que más reían, eran capaces de repetir la acción por sí mismos con más éxito que los niños que no se reían. Eso sí, no fueron capaces de descubrir cuál era la relación entre el hecho de ser más eficaces y la risa.

Otro estudio más reciente, además, descubrió que la risa ayuda a los niños a memorizar más rápido, ya que ayuda a recordar situaciones que nos parecen graciosas y, por ende, placenteras.

La risa es la mejor ‘medicina’ para las emociones infantiles

Si los beneficios que obtiene la mente de reír son muchos, son más los que obtienen las emociones de los niños.

El beneficio principal es el bienestar infantil, el cual aumenta si se ríen asiduamente. De acuerdo a una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, la risa puede ayudar a los peques a ganar resiliencia: “Creemos que un sentido del humor equilibrado y coherente podría ayudar a los niños a enfrentarse más fácilmente con el periodo difícil de la preadolescencia y la adolescencia”, explicaba hace años Allan Reiss, uno de los autores del estudio.

El mayor beneficiado es el estrés: la risa ayuda a recudirlo, tal y como avalan diversos estudios científicos como uno realizado por Tara Kraft y Sarah Pressan, de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) y publicado en la revista Psychological Science. De acuerdo a las autoras, la risa produce bienestar emocional durante las 24 horas posteriores a producirse provocado, posiblemente, por la reducción de niveles de cortisol y adrenalina desencadenadas de la carcajada.

Además, la risa es la perfecta amiga de la imaginación, ya que se produce en el mismo sitio del cerebro en el que se ‘aloja’ la creatividad.

La salud física de los niños también mejora si se ríen mucho

A nivel fisiológico, reírnos también ayuda mucho a los peques: ayuda a destaponar la nariz, gracias a la vibración que realizan al reírse a carcajas, mejora su apetito y, por encima de todo, mejora la salud del corazón y el sistema inmunológico, mientras generan endorfinas que actúan como un analgésico natural.

Este último es el motivo principal por el que numerosos hospitales usan la conocida como ‘risoterapia’ con los niños enfermos.

Por último, para todos los padres de niños que no duermen bien tenemos una buena noticia: según una reciente investigación, ayuda a los niños a conciliar mejor el sueño.

¿Cómo hacer reír a un niño?

La evolución de la risa del bebé es tan curiosa como interesante. Conociendo cómo va avanzando desde que el peque nace (cuando se limita a meros reflejos) podremos saber cómo hacer reír a los niños.

Por ejemplo, cuando cumplen un año, les hace mucha gracia los comportamientos inesperados, por lo que es habitual ver que se ríen si tiramos un cuento o un peluche, si fingimos un golpe tonto o si mamá se pone su babero o su chupete.

El psicólogo Richard Wiseman publicó un estudio científico en la revista Laughlab a través del cual logró explicar cuáles son los tres factores que más hacen reír a los niños (y a los adultos): sentirse más listos que un adulto, los giros inesperados y lo que ayuda a reducir el impacto emocional en situaciones estresantes para ellos.

Además, descubrió que los chistes que tienen que ver con los patos, hacen sacar carcajadas a los más peques, así como la mayor posibilidad de que se rían si están acompañados a que lo hagan si están solos.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo