Patrocinado

Bilingües desde bebés

Los niños pueden aprender dos idiomas de forma natural y sin esfuerzo, tanto por adquisición familiar como a través del estudio. ¿Cómo podemos conseguir que nuestro hijo hable dos idiomas desde el inicio?

La primera infancia del niño es un periodo fascinante, en el que desarrolla el área motora, socioemocional, cognitiva y la capacidad del lenguaje. Una de las dudas de los padres en esta etapa es si es adecuado que el bebé empiece a adquirir una segunda lengua y cómo hacerlo de forma adecuada.

Desde una perspectiva educacional y cognitiva, los expertos que han elaborado La guía del bilingüismo del British Council School subrayan la facilidad de los pequeños para aprender pronunciación y modelos de entonación que les permiten evocar palabras y detalles en inglés.

Antes de los dos años: aprenden mientras juegan

La primera infancia es ideal para iniciarse en el biligüismo porque dibuja un escenario relajado, en el que los niños desarrollan la capacidad del lenguaje mientras juegan, se habitúan a sus primeras rutinas e interaccionan con el mundo. Programas como Bilingual Baby Club (14-36 meses), desarrollado por British Council School, tienen precisamente este enfoque. Papás e hijos pueden completarlo con actividades en casa orientadas a reforzar los vínculos afectivos mientras se promueve su interés y confianza con el inglés.

  • Aprender nuevo vocabulario resulta crucial porque, cuantas más palabras conozcan los niños, mejor podrán desarrollar su lenguaje. Aprovecha la hora del baño para que aprenda los nombres de sus juguetes y anímale a inventar historias en la que estos objetos son los protagonistas.

  • Divertirse. Las canciones y las rimas son grandes aliadas para aprender modelos de entonación. Si, por ejemplo, mientras construye un camión, escucha de fondo la canción Wheels on the bus, aprenderá nuevas palabras, y su pronuniciación y su entonación.

  • Descubrir. El inglés puede ser el vehículo para explicarles cómo se producen determinados procesos. Por ejemplo, plantar juntos una semilla dará pie a que experimenten con la tierra y el uso de palas y rastrillos, a la vez que despiertan a un lenguaje complejo.

  • Compartir. Leer con los peques les ayudará a desarrollar habilidades lingüísticas y comunicativas, a la vez que asimilan nuevas palabras y estructuras del inglés. Leer las historias en voz alta y usar cuentos ilustrados son son las mejores opciones en esta etapa.


Los dos años es la ocasión ideal para plantearse la escolarización en un colegio especializado. Factores como la competencia y la capacidad del profesorado serán determinantes en el éxito del aprendizaje bilingüe del niño. 

En este tipo de educación se seguirán potenciando acciones como las diseñadas para Bilingual Baby Club en un entorno especializado, en el que se planifique actividades orientadas a motivar y a involucrar al niño, en el marco de un currículum británico. Es el caso del British Council School, que lleva ocho décadas impartiendo una educación bicultural y bilingüe desde edades tempranas: sus alumnos se consideran bilingües con tan solo 5 años.

+ info: www.britishcouncilschool.es

 

 

Continúa leyendo