Cambio Climático

Casi la mitad de los niños sufrirán los efectos del cambio climático

Más de la mitad de los niños viven en países que son muy vulnerables frente a la crisis climática y que, por ende, están más expuestos a los efectos graves que se puedan ocasionar.

Los niños son los más vulnerables frente a estos cambios repentinos de temperatura, a las lluvias torrenciales que inundan casas y dejan a familias sin un techo en el que poder dormir, a inviernos más fríos sin ropa para poder abrigarse o incluso disponer de radiadores en casa y a incendios intensos que se llevan todo a su paso.

Estos son algunos de los efectos que causa el cambio climático y que estamos empezando a notar cada año. Unos efectos que dejan a los niños como las mayores víctimas, según un nuevo estudio del Fondo para las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Este estudio recoge una lista de países que, lamentablemente, son más susceptibles a sufrir las consecuencias del cambio climático y, por ende, también lo son sus niños. Algunos de los más afectados son República Centroafricana, el Chad o Nigeria.

Para determinar cuáles son los países más vulnerables a las consecuencias del cambio climático, este informe, considerado el primer análisis exhaustivo de los riesgos climáticos desde la perspectiva de los niños, ha tenido en cuenta las exposiciones que tengan frente a los ciclones, olas de calor o incluso tsunamis, así como las capacidades que tienen de acceso a los servicios esenciales como es el agua, la luz o la comida.

Un total de 1.000 millones de niños, casi la mitad de la población de menores mundial, vive en los 33 países considerados con “un muy alto riesgo”. "Por primera vez se dispone de un panorama completo que nos revela dónde y de qué forma los niños son vulnerables al cambio climático, y se trata de un panorama mucho más grave de lo que se puede imaginar. La vida de prácticamente todos los niños resultará afectada", ha declarado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Algo a destacar es que los 33 países que se encuentran en este riesgo producen solo el 9% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Los diez países más contaminantes son aquellos que lanzan el 70% de las emisiones, pero no se encuentran en esta lista y entre ellos está Estados Unidos o China. “El cambio climático es profundamente desigual. Aunque ningún niño es responsable del aumento de las temperaturas mundiales, ellos sufrirán las peores consecuencias. Los niños de los países menos responsables sufrirán más que nadie”, vuelve a señalar la directora.

El informe ha denunciado las terribles perturbaciones climáticas que se han producido y que están deteriorando la totalidad de los derechos de los niños y niñas, como son el derecho a una buena educación, vivienda o el simple hecho de estar bien protegidos para su supervivencia. Por otro lado, España se encuentra en la zona media-baja de este Índice de Riesgo Climático para la Infancia, situándose en el puesto 117, de un total de 163.

¿Qué podemos hacer?

UNICEF ha estimado que un total de 850 millones de niños viven actualmente en zonas donde al menos se solapan cuatro de las grandes perturbaciones climáticas que son: aumento de temperaturas, sequía, inundaciones y frío extremo. Uno de cada siete niños vive en zonas con al menos cinco peligros considerables.

 “Si no se toman las medidas necesarias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero cuanto antes, los niños sufrirán más que nadie. En comparación con los adultos, los niños necesitan más alimentos y agua por cada unidad de peso corporal; tienen menos capacidad para sobrevivir a los fenómenos meteorológicos extremos; y son más susceptibles a las sustancias químicas tóxicas, los cambios de temperatura y las enfermedades”, ha anunciado la Fondo para las Naciones Unidas.  

Unicef cree que las únicas soluciones para mejorar la situación en la que se encuentran los niños es reducir los gases de efecto invernadero, en concreto un 45% y antes de 2050. Hay que proporcionarles a los niños una buena educación basada en las competencias ecológicas y el cuidado del medio ambiente. Por otra parte, insta a los gobiernos a que los niños sean incluidos en las decisiones relacionadas con el clima a nivel tanto nacional, como regional e internacional.

Continúa leyendo