Consejos de ayuda

Cómo ayudar a tu hijo a superar un trauma

Si por desgracia durante su infancia tu hijo ha tenido que pasar por un acontecimiento traumático es importante ayudarlo para que consiga superarlo de la mejor manera. Mira estos consejos de ayuda.

Como podemos imaginar, pasar por un acontecimiento negativo, puede cambiar el modo de vida de cualquiera. El punto es cuando un niño vive una situación así, ya que hay que tener en cuenta que cuando somos pequeños no tenemos desarrollados por completo los mecanismos necesarios para hacer frente a estos sucesos, y esto es lo que puede llegar a afectar al desarrollo e incluso a la personalidad de una persona. Veamos cómo podemos ayudar a un menor a superar un trauma.

Está claro que un niño pequeño va a ser mucho más vulnerable a una circunstancia así, pues una experiencia traumática puede dejar una huella profunda que le acompañe toda la vida. Algunas situaciones habituales que pueden convertirse en traumas son: crecer en un ambiente familiar donde exista el maltrato, el divorcio o la separación de los padres, un accidente de cualquier tipo, la pérdida de un ser querido cercano, alguna catástrofe natural, pandemias de enfermedades

Al pasar por alguna de estas vivencias, los niños pueden desarrollar síntomas como estar triste y no tener ganas de nada, no conseguir concentrarse, tener cambios de humor y pesadillas o dificultades para dormir, vivir con miedo, estar callados y no querer hablar de ciertos temas, entre otros.

Lo que debemos hacer es fijarnos en si tales síntomas se dan durante un periodo corto de tiempo o si se repiten y aparecen con frecuencia, en ese caso lo mejor es acudir a un profesional. Tomemos nota de algunos consejos para también dar apoyo por nuestra parte.

Consejos para ayudar al niño

  • Haz que se sienta querido y a salvo. Algo fundamental es que el pequeño sienta que está seguro, y que tiene tu apoyo. El contacto físico como un abrazo o incluso una palmada, una caricia o una sonrisa le puede reconfortar.
  • Escúchalo. Sentirse escuchado le ayudará enormemente, hazle saber que vas a estar ahí para cuando necesite expresar cómo se siente. Elige buenos momentos para hablar sobre el tema, mejor si es en un ambiente cercano.
  • Intenta que mantenga sus rutinas tanto como sea posible. Es importante que el niño no pierda sus rutinas y horarios familiares, sobre todo en las comidas y al dormir, de esta forma seguirá manteniendo sus objetivos.
  • Anímalo e intenta que se divierta. Es esencial que tenga momentos de distracción, por lo que, ayúdalo a que se divierta y anímalo a jugar con otros niños. También puedes planificar algunas actividades con hermanos o familiares.
  • Ten en cuenta que cada niño vive las cosas de manera diferente, considera que mientras unos querrán sentirse acompañados en todo momento, otros preferirán estar algún tiempo a solas.
  • Valora los logros que vaya consiguiendo. Esto le ayudará mucho a ganar seguridad consigo mismo.
  • Dile que le entiendes y que comprendes por qué se encuentra así. Es preferible que le hagas sentir comprendido a que le digas que no se preocupe.
  • Sé un buen ejemplo. Recordemos que los niños aprenden de lo que ven, por lo que mantén la calma y trata también de llevar la situación de la mejor manera, el niño aprenderá de esas conductas para enfrentarse al problema.

Continúa leyendo