Niño y niña

Cómo desarrollan los niños la identidad sexual

A los 3 o 4 años los pequeños se identifican con su propio sexo y gritan al mundo que son niño o niña. ¿A qué se debe esta reafirmación? ¿Cómo lo hacen?

Cómo desarrollan los niños la identidad sexual

La identidad sexual, el hecho de existir como hombre o mujer, comienza en la fecundación, pero al nacer el niño no tiene conciencia de ello y se siente además parte de su madre. La separación psicológica comienza en el momento en que el niño, al año y medio más o menos, empieza a comprender que es diferente a mamá. Tras ese descubrimiento queda en el aire una gran pregunta: entonces… ¿quién soy?

Descubre que hay dos formas de existir, masculina y femenina y, hacia los tres años, logra la autoclasificación relacionando su naturaleza corporal con saberse y sentirse niño o niña. “Ha nacido con un cuerpo masculino o femenino, pero es ahora cuando se identifica en su interior como chico o chica y empieza a organizar su vida conforme a este gran descubrimiento”, afirma la doctora Nieves González. ¡Y al principio de esta etapa puede mostrarse muy radical!

Cómo se clasifica un niño a sí mismo

¿Qué hace un niño para saber que es chico como papá o chica como mamá? Básicamente se sirve de información externa:

  • Los colores del vestido: algunas niñas tienen un ataque de “rositis”. Solo quieren la ropa de este color, y los papás debemos entender que es solo una etapa muy sana en la que los niños usan los colores para identificarse con su sexo.
  • Los juguetes: hay niños que solo quieren jugar con coches y cuando le presentan opciones como la cocinita dicen: “Eso es de niñas”.
  • Su cuerpo: ahora se miran con curiosidad y aprecian sus diferencias en voz alta. Ya saben perfectamente qué les es propio, por sexo. Y es importante que cada uno se sienta contento y agradecido de su cuerpo y que les transmitamos que son valiosos. Para establecer esta identidad, los niños necesitan intimidad, contacto y compartir momentos significativos con el progenitor de su mismo sexo.

La niña

Cuando mamá da un abrazo a su hija, juega físicamente con ella, cepilla su pelo con ternura, la incluye en sus planes con las amigas… comparte con ella el orgullo de ser chica. No se trata de convertirnos en la mujer que no somos, se trata de hacer aflorar lo más auténtico de nosotras mismas. Tampoco se trata de alentar “la guerra de sexos”, todo lo contrario: nuestro objetivo final es favorecer la alianza de los sexos.

El niño

La identidad sexual de lo niños sigue un proceso más complejo. El niño, fusionado al nacer con la madre, ha de separarse sanamente de ella y dirigirse hacia papá para desarrollar su propia identidad, que es masculina. La madre ha de comprender que la mejor manera de ayudar a su hijo es favorecer la relación con el padre. El niño y el padre deben crear un espacio de intimidad y gustos. Y papá ha de acompañar a su hijo en su propia forma de ser: no a todos los chicos les gusta jugar a lo bruto y al fútbol.

Si faltan papá o mamá

Nadie puede hacer “de padre y madre” a la vez. Cuando falta uno de los dos, el niño o la niña buscará una figura de referencia de su sexo entre las personas más allegadas a la familia.

Identidad VS rol

Identidad y rol no son la misma cosa. Un niño que juega con una cocinita no está imitando una “identidad femenina”, está asumiendo un rol, el de quien hace la comida. Estaría asumiendo una identidad femenina si dijera: “Yo soy mamá”. Pero si no, es un hombre que cocina.

A veces ellos mismos confunden indentidad y rol y no quieren hacer cosas “de chicos” o “de chicas”. Conforme maduran se hacen más flexibles y nosotros también podemos ayudarles con frases como: “Hay colores que suelen llevar más los chicos y otros las chicas, pero no siempre es así. Además, hay otros colores que llevan los dos, como el de este pijama verde tan bonito que te puedes poner para dormir”.

 

Asesora: Nieves González Rico, Licenciada en Medicina y Cirugía, máster en Sexología, directora de la fundación Desarrollo y Persona.

 

Etiquetas: 3 años, diferencias niños niñas, educación, niño o niña

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS