Educación

¿Cómo enseñar autonomía a los niños?

¿Qué mensajes transmitimos a los niños? ¿Cómo podemos crear autonomía y seguridad en los más pequeños?

autonomia

Silvia está aprendiendo a abrocharse los botones. Le cuesta, pero si aceptamos su esfuerzo, no le abrochamos nosotros y le animamos a conseguirlo, le transmitimos el mensaje: "Tú puedes, lo vas a conseguir, aunque te cueste". Si le abrochamos, no necesita esforzarse, no le cuesta, pero no aprende. Le transmitimos el mensaje: "Tú no puedes, yo lo hago por ti, dependes de mí".

Cuando enseñamos a un niño a vestirse, a comer y a bañarse, es decir, a valerse por sí mismo, le transmitimos siempre un mensaje de seguridad: "Tú puedes, eres capaz de aprender". Si le sobreprotegemos, le transmitimos un mensaje de inseguridad: "Todos tenemos que cuidarte, tú no tienes que esforzarte, eres pequeño, no eres capaz de aprender, por eso tienes que depender de mí".

Nuestra actitud al actuar con los niños les transmite mensajes que captan mejor que nuestras palabras o la acción en sí. Mensajes que motivarán o frenarán su proceso de crecer. Podemos transmitir un mensaje de ánimo o de desánimo, un mensaje de "Tú puedes" o de "Tú no eres capaz"; un mensaje de seguridad o de inseguridad.

El niño al que le enseñan a valerse por sí mismo, que aprende a ser cada vez más independiente, más autónomo, sabe que puede seguir avanzando con la ayuda de los adultos que le impulsan a crecer, a no depender. Asume esfuerzos y disfruta los aprendizajes, crece seguro. Siente por lo tanto su propio valor y va conociendo el de los demás.

Pero el niño al que le dan todo hecho siente que necesita depender de otros para afrontar su vida. No puede valerse por sí mismo, los demás tienen que ocuparse de él. Desconoce su propia capacidad y no valora la de los demás, que sólo están para servirle. Le convertimos en un ser inseguro.

 

Transmitir seguridad

La seguridad en uno mismo, en la propia capacidad, es imprescindible para seguir aprendiendo, para progresar, para crecer sanos en el más amplio sentido de la palabra. Pero la seguridad nada tiene que ver con la prepotencia en la que se educa actualmente a muchos niños. Se les da todo hecho. Dependen de las personas que resuelven su vida: les bañan, les visten y les dan de comer. No les enseñan a ordenar sus juguetes ni a recoger su ropa. Ellos mandan, deciden cuándo quieren acostarse o si prefieren dormir en la cama de sus padres. Les compran lo que les pidan con tal de que no tengan rabietas.

Crecen pensando que otros tienen que resolver su vida y hacer lo que ellos quieran. Sin esforzarse lo consiguen todo. En definitiva, acaban siendo inseguros, aunque aparenten seguridad; se vuelven prepotentes, "niños tiranos" que exigen que se haga su voluntad.

Este es un extraxto del libro “Educar a niños y niñas de 0 a 6 años”, de Maite Vallet  (Ed. Wolters Kluwer). 

educar

Etiquetas: autoestima

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS