Feminismo e igualdad

¿Cómo hablar sobre el feminismo y la igualdad con los niños?

¿Es fácil explicar a los niños de qué hablamos cuando hablamos de feminismo e igualdad de género? Sí; el secreto está en adaptar el mensaje a su lenguaje.

El 8 de marzo está dedicado a ellas: a las mujeres. Una fecha señalada en el calendario desde 1975, pero cuyo origen se remonta a las Revolución Industrial del siglo XIX: un 8 de marzo de 1857, miles de mujeres trabajadoras en empresas textiles de Nueva York salieron a la calles de la ciudad a protestar por sus condiciones laborales y para establecer un recorte en el horario, así como el fin del trabajo infantil.

Está considerada la primera gran manifestación a favor de los derechos de las mujeres. Desde entonces se han ido desarrollando muchos actos, manifestaciones y huelgas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y el fin del heteropatriarcado.

¿Cómo hablar de feminismo e igualdad con los niños?

Un estudio llevado a cabo en 2017 y publicado en Science llegó a la conclusión de que a los seis años las niñas pierden autoestima y se sienten inferiores (mentalmente hablando) a los chicos por los estereotipos que todavía hay instaurados en la sociedad y la cultura.

Para cambiar la sociedad es necesario comenzar por la base de ella: la educación de las futuras generaciones. Desde hace algunos años, la población está más concienciada que nunca en enseñar a los niños feminismo e igualdad pero, en ocasiones, no saben por dónde empezar.

Durante la semana que precede y la misma del ocho de marzo, son muchos los actos, iniciativas y planes en los que participarán niños. O, al menos, los verán por la calle, en la televisión y en las redes sociales. Así que, más que ninguna otra semana del año a los niños les surgirán dudas de qué es el feminismo y la igualdad de género. Ahí debemos estar sus familias para explicar por qué es importante que sepan de qué se trata y para recordar que, en función a ese conocimiento, pueden establecer su opinión al respecto.

Pero, para llegar a ese punto primero hay que explicar en qué consiste. Para hacerlo hay que adaptar el mensaje a su nivel de intelecto, desarrollo y también a su lenguaje.

  • Aprovechar los juegos: uno de los mejores vehículos de aprendizaje en la infancia es el juego así que, aprovechando esta premisa, podemos utilizar los juegos de mesa o cualquier otro enfocado directamente a este cometido para hablar con los niños sobre igualdad de género y feminismo
  • Da ejemplo en casa: de nada sirve que quieras que tu hijo sea feminista o igualitario si tú no lo eres. Cuida lo que dices delante de él y, sobre todo, tus actos: los peques aprender por imitación, así que repetirán todo lo que vean en ti. “De nada sirve promover el rechazo a la discriminación de género con actividades socioeducativas, si en el día a día no nos esforzamos por transmitirlo con nuestros valores”, explica el Ministerio de Educación.
  • Un cuento para explicar el feminismo. En el esfuerzo por adaptar el lenguaje al nivel de desarrollo del menor, puedes inventar una historia que hable del feminismo: personifica al feminismo en alguien y cuenta las aventuras que ha tenido que pasar a lo largo de la historia hasta llegar a ser lo que es hoy en día
  • La lectura activa: Los cuentos están al servicio del aprendizaje infantil, en cualquier esfera. Existen muchos títulos de esta literatura especializada destinados a que los más pequeños aprendan a identificar cuáles son los valores de feminismo e igualdad correctos. Elige un título y practica la lectura en voz alta y posterior debate abierto con tu hijo o con tus estudiantes

La importancia de criar niños feministas

“La base de la educación en igualdad está en la formación de una actitud crítica desde la infancia”, asegura el Ministerio de Educación en su página web. Explican que la identidad de género se forma desde el nacimiento y en la infancia se establecen los cimientos sobre los que se desarrollará la personalidad del individuo, así como sus valores. Es por ello importante comenzar a educar en la igualdad de género desde el nacimiento.

“El papel de la mujer no puede expandirse si no lo hace también el de los hombres”, asegura The New York Times. Por eso, hay que educar a varones feministas y no solo a chicas.

Para hacerlo, basta que sigáis los pasos comentados que expone Chimamanda Nogzi Adichie en su libro ‘Todos deberíamos ser feministas’ y que te resumimos en este artículo. Algunos son:

  • Ejercer la paternidad y la crianza conjunta
  • Eliminar todos los roles de género en casa
  • Tratar por igual a hombres y mujeres
Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas crianza, infancia, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo