Así puedes ayudar a tu hijo

Cómo lograr que los niños hagan los deberes

Los niños llegan cansados del colegio y lo que menos les apetece es hacer los deberes. Veamos algunos consejos para lograr que se acostumbren a ello.

niño
Fuente: iStock

Es algo completamente normal: después de pasar todo el día en el cole, es entendible que los niños no quieran llegar a casa, sentarse delante del escritorio y ponerse a hacer los deberes. Claro que, es entonces cuando les toca a los padres la tarea de intentar motivarlos y ayudarlos sin acabar haciendo las actividades por ellos. Veamos algunas recomendaciones para conseguir que los niños hagan los deberes.

Un pequeño descanso es fundamental

A nadie le apetece llegar a casa después de todo el día fuera para meterse en su habitación y ponerse a estudiar. Aunque no conviene dejar las obligaciones para última hora, sí que es recomendable que los niños tengan un tiempo de descanso antes de ello. Según el tiempo del que se disponga, bastará con 30 minutos o con 1 hora para que un niño pueda despejarse en el parque o en casa y merendar.  De esta forma se mejora la concentración y la motivación de los niños.

Lo mejor es evitar que se queden durante horas viendo la tele o utilizando otros dispositivos electrónicos antes de hacer los deberes. Entonces será difícil sacarles de esa dinámica.

Establece una rutina con horarios

Algo recomendable es que establezcas una rutina, para que así, hacer los deberes para ellos sea un hábito. De modo que cuando sea la hora, ellos mismos sepan que deben ponerse con ello.

Recuerda que es aconsejable que los niños hagan pequeños descansos mientras están haciendo los deberes. Eso sí, también evita que miren el móvil o vean la tele, estos descansos deben ser breves, como ir a la cocina a beber algo, o aprovechar el ratito para hablar con él.

Enséñale a organizarse y reduce su agenda

A los niños les cuesta saber organizarse, pero para ello debes estar tú para ayudar a tus hijos. Una buena manera es que tengan una agenda para que así apunten los exámenes, los ejercicios que deben hacer, los días de excursión, los materiales que necesiten…

Otro consejo de organización puede ser que primero hagan lo que les resulta más complicado para así, cuando ya estén más cansados, solo tengan que hacer lo más sencillo.

Las actividades extraescolares son el complemento perfecto al colegio, eso sí, siempre y cuando no ocupen todo el tiempo libre de los niños. Será más complicado que los peques se pongan a estudiar si llegan a las 8 de la tarde cansados de todo el día fuera.

No le hagas las tareas tú

Puede ser tentador ir diciéndole al peque las respuestas de sus ejercicios, tanto para que acabe antes, como para que tú también te despreocupes. Pero esto al final no le ayudará en nada.

Cuando tu hijo sea pequeño trata de ir orientándole para que él mismo encuentre las respuestas, después, según vaya creciendo déjale un tiempo solito para que solo tengas que revisar los deberes que ya haya hecho.

Retira las distracciones de su lado

Intenta asegurarte de que no tiene distracciones cerca cuando esté haciendo los deberes. Hoy en día los móviles pueden hacer que se reduzca su productividad y que se desconcentren más. Puedes decirles que es mejor que no los utilicen durante el estudio, de esa forma podrán concentrarse más, acabar antes y podrán tener un rato para utilizarlos.

Motívalo y sé un buen modelo

Por supuesto, no te enfades con él desde el principio. Intenta tener empatía y pensar que después de todo el día no será lo que más le apetezca hacer. Por eso trata de tener paciencia y motivarlo.

También, recuerda ser un buen ejemplo. Para ello, intenta no hacer comentarios demasiado negativos sobre los deberes (por ejemplo, si te parecen excesivos), de lo contrario también impedirá que el peque haga las tareas con positivismo.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo