Coronavirus

Cómo preparar a los niños para una vuelta al cole atípica por culpa del coronavirus

Nos encontramos posiblemente ante una de las vueltas al cole más atípicas que se recuerdan. De hecho, todavía hoy muchos profesores, directores y las propias asociaciones educativas sienten temor ante el comienzo del nuevo curso escolar ante la situación tan complicada en la que nos encontramos inmersos desde hace bastantes meses como consecuencia del nuevo coronavirus.

Apenas faltan unas pocas semanas para que, oficialmente, dé comienzo el nuevo curso escolar. Un comienzo marcado para el día 14 de septiembre, después de que el Ministerio de Educación modificara la fecha planteada en un primer momento. Y marcado, también, por la pandemia de coronavirus en la que nuestro país y el mundo en general se encuentran inmersos desde hace ya más de medio año. 

Esta temporada de vuelta a las clases se perfila como una de las más particulares, extrañas y complicadas, en comparación con los otros años. Y es que a medida que los niños, los padres, los profesores y las propias escuelas se acercan al comienzo del nuevo año escolar, todavía hoy existen muchísimas preguntas acerca de qué deberían hacer los padres, los profesores y los centros educativos ante una situación tan extrañamente complicada.

Hasta el momento, cada Comunidad Autónoma se encuentra trabajando activamente en establecer una serie de protocolos básicos para que los distintos especialistas, y los padres, serán qué hacer y cómo actuar ante la sospecha de que alguno de los niños pueda tener coronavirus. Esto supone que, cualquier alumno que presente algún síntoma compatible (como fiebre o tos seca), podría suponer el cierre de la clase durante al menos 14 días.

Si tenemos en cuenta que, lo normal en otoño e invierno (efectivamente, las estaciones que vienen), es que los niños, sobre todo los más pequeños, tiendan a enfermarse con bastante facilidad, es bastante probable que el comienzo de curso, y en especial la evolución del mismo, acabe siendo bastante dificultosa.

De hecho, la comunidad educativa siente miedo ante la vuelta al cole, y son claros al indicar que la consideran poco segura y carente de medidas concretas que, verdaderamente, garanticen la seguridad en los centros.. Indican que muchas familias no llevarán a sus hijos ante el temor a un contagio, a la vez que reivindican más recursos, además de la presencia de personal sanitario en todos los centros y una bajada del ratio en las aulas.

En una ocasión anterior te comentábamos que, al menos de momento, el Ministerio de Educación había publicado una serie de recomendaciones a seguir en los diferentes centros educativos, en relación principalmente a las distintas medidas de prevención e higiene frente al nuevo coronavirus para el próximo curso 2020-2021.

Entre otras medidas, el Ministerio recomienda que los docentes aseguren un distanciamiento de 1,5 metros en las aulas, impedir el contacto de alumnos de distintos grupos, detectar precozmente casos sospechosos de COVID-19, establecer un protocolo de actuación ante la aparición de nuevos casos y, sobre todo, asegurar una higiene correcta de manera frecuente.

Y es que no hay duda que la vuelta al cole es esencial para los niños. Muchos expertos han apuntado que, el hecho de que el pequeño no acuda regularmente a su centro educativo o interactúe con sus amigos, puede acabar ocasionando daños en su desarrollo psicológico, social y educativo.

La vuelta al cole en tiempos de coronavirus

Distintos estudios publicados por la edición especializada ‘The Lancet’, analizando la situación actual en la que nos encontramos inmersos y la vuelta al cole, consideran fundamental seguir determinadas pautas para conseguir que los colegios puedan abrir de forma segura, minimizando los contagios.

Para ello, partiendo de lo más evidente (y es que es tremendamente probable que se produzcan nuevos contagios), con la finalidad de evitar grandes brotes que terminen multiplicando la incidencia del virus en la población, aconsejan distintas estrategias, como: aislar totalmente a los niños contagiados y a todas aquellas personas con las que hayan estado en contacto, realizar pruebas de detección, y llevar a cabo un rastreo exhaustivo y activo de los positivos.

Como ya hemos visto, aunque se considera que la enfermedad tiende a ser leve o incluso asintomática en la mayoría de niños, algunos estudios han puesto sobre la mesa las posibilidades de que, a diferencia de lo que se creía en un primer momento, los pequeños puedan ser unos excelentes transmisores de la enfermedad, a pesar de que al comienzo se creía que las tasas de transmisión del SARS-CoV-2 eran bajas en los entornos educativos.

El problema, en estos casos, no es únicamente que los niños contraigan la enfermedad por el contacto cercano y continuo con otros compañeros que sí podrían tener el virus, sino que, cuando regresan a casa, pueden contagiar fácilmente al resto de sus familiares.

La importancia de preparar a los niños

Muchos expertos consideran de vital importancia preparar a los niños antes del comienzo del curso, ante la situación tan anormal en la que nos encontramos inmersos. Cada Comunidad Autónoma se encuentra activamente trabajando en el desarrollo de distintos protocolos y en establecer las mejores medidas de higiene y seguridad para minimizar los contagios entre los niños, por lo que es esencial que los padres y madres permanezcan informados en todo momento.

En el caso de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, hace unas semanas dio a conocer un plan a seguir en los próximos meses, en el que establecía la obligatoriedad de seguir -y cumplir- con una serie de medidas básicas tanto de higiene como sanitarias, como el lavado de manos y el uso de gel hidroalcohólico, entradas y salidas a los centros educativos de forma escalonada (con la prohibición de acceso de los familiares a las escuelas), detección y seguimiento de casos de COVID-19 en el propio centro educativo, incrementar la limpieza y el uso de mamparas en servicios de atención directa al público, entre otros.

Por tanto, ante esta situación, es conveniente explicar a los niños cuál es la situación, y hacerles entender que es necesario que intenten extremar las medidas de higiene y protección al máximo, de la misma manera que, por ejemplo, vienen haciendo en la calle cuando salen, y como hacen en casa desde la finalización del Estado de Alarma hace ya algunos meses. Es necesario incidir en el lavado de manos frecuente, así como en el uso de la mascarilla en aquellos niños mayores de 6 años de edad, como estableció el Ministerio de Sanidad en su momento.

Por otro lado, también se recomienda que los padres con niños que presentan algún síntoma compatible con coronavirus (en especial fiebre o tos), eviten llevarlo a la escuela, e informen al centro educativo, cuyos responsables tomarán la decisión de informar a las autoridades pertinentes y analizarán qué hacer al respecto.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo