Salud

El maltrato infantil afecta de forma considerable a la salud mental de los niños

El maltrato infantil puede ser tanto físico como psicológico y se produce en menores de 18 años. La exposición continuada a la violencia puede provocar un impacto en el desarrollo cerebral de los pequeños que aumentaría sus niveles de estrés.

niños
Fuente: iStock

El maltrato infantil es un problema mundial con graves consecuencias que pueden durar toda la vida. El maltrato tiene doble cara, por un lado, puede ser físico con violencia sexual o castigos que acaban en moratones por el cuerpo del niño. Por otro lado, existe el maltrato psicológico, aquel que no es visible pero afecta más al desarrollo cerebral de los niños, siendo víctimas de la desatención parental. Según UNICEF, una cuarta parte de todos los adultos manifiestan haber sufrido maltratos físicos de niños y 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia.

Según UNICEF, se calcula que cada año mueren por homicidio 41 000 menores de 15 años. En situaciones de conflicto armado y entre los refugiados, las niñas son especialmente vulnerables a la violencia, explotación y abusos sexuales por parte de los combatientes, fuerzas de seguridad… algo que hemos visto hace poco con la llegada de los talibanes a Afganistán.

UNICEF ha investigado que las consecuencias del maltrato para los niños suelen ser a corto o largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. En consecuencia, los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales, tales como la depresión o consumo indebido de alcohol y drogas.

Las consecuencias del maltrato pueden contribuir a las enfermedades

Un nuevo estudio liderado por la investigadora del CIBERSAM Laia Marques-Feixa y publicado en la revista científica Psychological Medicine, ha descubierto que incluso los niveles más leves de maltrato también repercuten sobre los menores de forma negativa. El estudio se ha enfocado en el historial de maltrato infantil y en el principal mecanismo biológico de regulación del estrés, el eje Hipotálamo Hipofisario Adrenal (HHA), de 187 participantes de entre 7 y 17 años. Los niños que han sufrido durante más tiempo el maltrato infantil, mayor es el impacto en el desarrollo cerebral que han sufrido los pequeños.

Los investigadores han querido enfocarse en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, el principal mecanismo de regulación de estrés en las personas, y han hallado dos datos relevantes relacionados con el cortisol. Se han dado cuenta que afecta al ritmo cardiaco alterándolo; es decir, lo habitual es que el cortisol se active al levantarnos debido a que le da energía al cuerpo para enfrentarnos a la jornada que nos espera y va disminuyendo conforme llega la noche para facilitar el descanso y se pueda concebir el sueño más rápido. En el estudio, los niños que han sufrido maltrato infantil tienen mayores niveles de cortisol por la noche alterando los ritmos del sueño. Por ello, son más hiperactivos y nerviosos por las noches.

La salud mental en los niños hay que cuidarla, son más vulnerables que los adultos y las consecuencias de la violencia son más graves pudiendo contribuir a las enfermedades del corazón, al cáncer, al suicidio e incluso a las infecciones de transmisión sexual.

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo