Ideas para seguir aprendiendo

¿Cómo pueden los niños disfrutar del verano sin dejar de aprender?

¿Te preocupa que en verano los peques dejen de aprender? Mira estas ideas para que sigan aprendiendo durante sus vacaciones mientras disfrutan de ellas.

Cuando llegan las ansiadas vacaciones es momento de desconectar y de disfrutar del tiempo libre. Sobre todo, para los niños. No obstante, a algunos padres les preocupa que después de todo el curso escolar sus hijos desconecten demasiado de sus rutinas y olviden todos sus aprendizajes. En las siguientes líneas vemos algunas recomendaciones para que los peques aprovechen su verano sin dejar de aprender.

A muchas familias les preocupa que después del curso escolar, y con tanto tiempo libre por delante, los niños pierdan por completo sus hábitos y dejen de lado todos sus aprendizajes. La solución a esto es encontrar algunas actividades que les permitan seguir aprendiendo, pero sin que dejen de disfrutar.

Ideas para que los niños no dejen de aprender en verano

Sigue manteniendo hábitos sencillos

Aunque está claro que la rutina diaria no va a ser tan rigurosa como el resto del año, es crucial que los niños no pierdan todos sus hábitos. De hecho, esto les ayudará mucho al volver a las clases en septiembre. Para ello, podemos marcarles algunos hábitos sencillos que también les harán ganar en responsabilidad e independencia. Pídeles que se preparen ellos el desayuno, que recojan su habitación, que hagan la cama, o que te ayuden a poner la mesa o a preparar la comida o la merienda.

Utiliza las matemáticas en las rutinas diarias

Pese a que no seamos conscientes, las matemáticas están por todas partes, y esto puede ser muy beneficioso para los niños. Podemos fomentar que hagan pequeños cálculos con algunas cosas cotidianas del día a día. Seguirán practicando, teniendo la mente activa y casi ni se darán cuenta. Pídeles que te ayuden a calcular cantidades de ingredientes al cocinar o a revisar que el ticket de la compra está bien, por ejemplo. Aquí puedes ver más ideas.

Intenta que jueguen al aire libre

Aprovechando el buen tiempo y que hay más horas de sol, lo mejor que se puede hacer es evitar el sedentarismo y potenciar que practiquen actividades al aire libre. Organiza excursiones al campo, a la playa o incluso a un parque. Jugar y hacer algo de ejercicio físico también mejorará su calidad de sueño.

 

madre e hija
Fuente: iStock

Evita que vean durante horas la televisión o usen otros dispositivos en exceso

Aunque la televisión y los dibujos animados tienen un papel relevante en el entretenimiento de los niños en verano, no debe ser su pasatiempo protagonista. Es importante que los menores no pasen horas frente a la pantalla del televisor enganchados a series, o que estén horas y horas utilizando los móviles o tabletas.

Ofréceles alternativas educativas con tecnología

Como la tecnología no va a desaparecer de sus vidas, puedes utilizarla como aliada para el desarrollo de los niños. Si van a utilizar el móvil, ¿por qué no buscar alguna aplicación con la que jueguen, pero a la vez aprendan? Y si les encanta ver películas… ¿Por qué no aprovechar para ver algunas en inglés y practicar el idioma?

Proponles que dediquen un ratito a la lectura

Pese a que leer es una actividad perfecta para cualquier momento del año, aprovecha que ahora tienen más tiempo libre para fomentar su amor por la lectura, aunque sea solo por un ratito. No solo mejorarán su capacidad y comprensión lectora, también se estimulará su creatividad y su imaginación.

Continúa leyendo