Educación

¿Con quién les dejo? Influencia de la familia en la educación de los hijos

Cuando tenemos que pensar con quién dejar a los niños, tenemos que fijarnos en que se sigan las mismas pautas educativas a las que están acostumbrados.

También te puede interesar: ¿Cómo reaccionan los abuelos ante la noticia de su nieto?
Con quién les dejo

Cada vez hay mas familias que tienen que recurrir a solicitar ayuda externa para el cuidado de sus hijos por incompatibilidad horaria entre el trabajo y la familia. Cuando los padres se encuentran en esta situación suelen pensar muy bien con quién dejarles ya que les preocupa mucho que los niños estén a gusto con la persona que se les deja y que sigan unas pautas educativas comunes a las que ellos trasladan.

No se trata, solamente, de pensar en que la persona que les vaya a cuidar cubra las necesidades horarias sino que lo más importante es tener en cuenta que debe educar a los niños y no sólo cuidarles. Esto significa que es muy importante tener información de cómo es, la línea educativa que puede seguir con los niños y el modelo que va a suponer para ellos.

Es muy importante dejar claro, desde el principio, qué aspectos son importantes para la familia, qué está permitido y qué no y qué se espera de ella. El hablar con claridad y concretar líneas de acción educativa será positivo para asegurar que realmente se está educando del modo que la familia lo está haciendo y se espera.

A su vez, será necesario informar de las rutinas y horarios que los niños tienen para que sean respetados y se continúen con ellos. A los niños les da mucha seguridad el cumplimiento de sus rutinas y, precisamente, si se produce un cambio en la figura de referencia es todavía más importante mantenerlas para que estén más cómodos y seguros. Si además, de no estar con sus padres cambian sus horarios, rutinas o, incluso, dejan de estar mucho tiempo en su casa pueden sentir miedo, inseguridad e inestabilidad.

Todo esto no es necesario o, tan importante, si es una necesidad puntual. En este caso, no importa, tanto, con quién se queden o que rompan las rutinas esporádicamente, puesto que su día a día no se verá afectado.

El papel de los abuelos

A quien los padres recurren, con mucha frecuencia ante estas necesidades, es a los abuelos. Para evitar posibles conflictos que puedan surgir entre ellos es recomendable establecer una buena comunicación y coordinación. Los abuelos deben adoptar, en la medida de lo posible, el estilo de educación que los padres han decidido emplear con sus hijos para que sigan las normas que ello conlleva. Tienen que tratar de llevar un orden para que las rutinas y hábitos se alteren lo menos posible, aunque hay que tener en cuenta que se le está pidiendo un sobreesfuerzo, ya que educar requiere unas exigencias que, por edad principalmente, les pueden suponer un trabajo extra y una dificultad. Este nivel de exigencia, por parte de los padres, suele ser complicado de alcanzar para los abuelos. Pero este incumplimiento puede acarrear consecuencias importantes y no favorables para los niños.

Por otro lado, los abuelos cuentan con una carga emocional tan grande que les suele debilitar ante la insistencia de los límites llegando a consentir más fácilmente ciertas situaciones a los niños. Cuando están con ellos de manera puntual, esto resulta sano, natural y positivo para los niños porque es puntual y no rompe su exigencia educativa diaria pero si la figura de referencia permanente, como educadores, son los abuelos deben tratar de evitar estas situaciones.

Una vez que se ha tomado la decisión de con quién dejar a los niños, los padres también tienen una obligación: estar tranquilos y confiar, sin necesidad de llamar constantemente y dejando el libro de instrucciones en casa, una vez que ya se ha comunicado desde un principio las pautas educativas. Hay que mantener la calma y transmitir confianza para que los niños estén a gusto y las personas que se quedan con ellos también.

 

María Campo, asesora pedagógica en Eduka&Nature

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS