Salud mental

Consejos para cuidar la salud mental de niños y adolescentes

La llegada de la COVID-19 ha fomentado el desequilibrio mental de millones de personas, en concreto jóvenes y niños. Por ello, es importante prestar atención a los síntomas que indiquen que existe falta de salud mental así como los consejos que pueden ayudar a preservarla y conservarla para evitar llegar a situaciones indeseadas.

A pesar de que todos nos hemos tenido que adaptar a los cambios que ha traído la COVID-19 , la infancia y por ende los niños y niñas, han sido uno de los principales afectados en esta pandemia. Además de esto, esta generación ha sabido adaptarse mejor que nadie a las diferentes restricciones además se haber sido quién más limitaciones ha tenido, ya sea de movilidad, juego, viajes y demás actividades.

De hecho, no solo se han visto obligados a tomar sus clases de manera virtual, sino que su interacción social, actividad física y relación con el entorno se han vistos limitados por el confinamiento. Por todo ello, es importante ayudar a los niños y niñas a canalizar sus emociones y ayudarles a comprender que pueden expresarse a su gusto para conseguir procesar cerebralmente sus problemas e  inseguridades

14 suicidios de menores de 15 años

Según el informe que elabora anualmente el Observatorio del Suicidio en España de la Funda-ción Española para la Prevención del Suicidio, en base a los datos de las Estadísticas de Defunción por Causa de Muerte publicados por el INE, el suicidio es la principal causa de muerte no natural en España, produciendo 2,7 veces las provocadas por accidentes de tráfico, 13,6 veces más que los homicidios y casi 90 veces más que la violencia de género.

2020 fue el primer año en el que España alcanza 14 suicidios de menores de 15 años (7 niños y 7 niñas), dupli-cando los casos de 2019. Además, el suicidio en personas mayores de 80 años ha aumentado un 20%.

Consejos para prevenir y conseguir una salud mental sana

Por todo ello, es importante tener en cuenta algunos consejos y trucos para conseguir no sólo conservar la salud mental de los menores, si no tratar de que sea estable y constante. Según el informe creado por Save The Children llamado "Crecer Saludablemente" estos son algunos de los tips que se deben llevar a cabo para cuidar a los más pequeños: 

  • Hacer mucho deporte: El deporte unido a una dieta sana y equilibrada provoca que los niños tengan mayor vitalidad, lo cual ayuda al buen funcionamiento de su cuerpo y de sus órganos. De esta manera tendrán un mejor estado de ánimo que les permitirá afrontar los contratiempos del día a día con más firmeza.
  • Establecer rutinas de sueño: La práctica habitual de ejercicio también mejora la calidad del sueño, ya que favorece la relajación y ayuda a descargar la tensión acumulada. Así los niños descansarán y podrán dormir mejor propiciando estabilidad psicológica.
  • Apuntar a tu hijo o hija a un equipo: La actividad física favorece las relaciones sociales y fomenta el trabajo en equipo. Los pequeños se motivan mutuamente entre ellos y asimilan que tienen que apoyarse en las victorias, pero mucho más en las derrotas. Formar parte de un grupo y sentirse respaldado influirá también en una mejora de la salud mental. Además, aprenden lo importante que es el compañerismo y el compromiso.
  • Aumentar el tiempo de calidad con ellos: que los pequeños y pequeñas se sientan queridos y arropados en tiempos de cambio es importante para que sientan que ningún problema podrá con ellos, ni si quiera la pandemia. 
  • Generar confianza: Si les damos a los menores las herramientas necesarias para superar los problemas del día a día con facilidad sentirán que están arropados y que cualquier dificultad podrán superarla siempre acompañados de la  familia
  • Eliminar el estigma del psicólogo: explicarle a tu hijo o hija que los psicólogos son profesionales de la salud mental que pueden mejorar su bienestar y su relación con el entorno ayudará a que soliciten ayuda siempre que lo necesiten y puedan expresar así sus sentimientos y expresarse como seres humanos vulnerables. 
  • Enseñarles a meditar: Los ejercicios de meditación para niños consisten en enfocar su atención, ayudándoles a estar más tranquilos y calmados, aumentando su capacidad de focalizar la atención en cualquier situación.

Síntomas asociados a pensamientos suicidas

Es lógico que los adolescentes experimentan fuertes sentimientos de estrés, confusión, inseguridades, presión para lograr el éxito, incertidumbre financiera y otros miedos mientras van incrementando con la edad. Otros factores comunes pueden ser los divorcios, desestructuración familiar, maltrato escolar etc. Por ello, es importante prestar atención a algunos síntomas que pueden hacer saltar todas las alarmas y ayudarán a las familias a ponerse en manos de un especialista de inmediato. Según la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente estos son los síntomas que se deben vigilar en la infancia para evitar situaciones indeseadas: 

  • Cambios en los hábitos de dormir y de comer
  • Alejamiento de sus amigos, de su familia o de sus actividades habituales
  • Actuaciones violentas, comportamiento rebelde o el escaparse de la casa
  • Uso de drogas o bebidas alcohólicas
  • Abandono fuera de lo común en su apariencia física 
  • Cambios pronunciados en su personalidad
  • Aburrimiento constante, dificultad para concentrarse, o deterioro en la calidad de su trabajo escolar
  • Quejas frecuentes de síntomas físicos, tales como: los dolores de cabeza, de estómago y fatiga, que están por lo general asociados con el estado emocional del joven
  • Pérdida de interés en sus pasatiempos y otras distracciones
  • Poca tolerancia de los elogios o los premios

Como conclusión, si dudan de que algún menor sufre alguno de estos síntomas no dude en consultar con algún especialista de la salud mental. 

Continúa leyendo