Conciencia sostenible

Consejos para facilitar que los niños reciclen en casa

Esto del reciclaje es cuestión de actitud, ya que se puede aportar mucho a la causa ya no solo a nivel individual, sino también al fomentarlo entre los peques de la casa.

Niños reciclando (Foto: iStock)
Niños reciclando (Foto: iStock)

La sensibilidad de las nuevas generaciones con el cuidado del medioambiente y el compromiso que demuestran es notablemente superior a la de las generaciones adultas por la sencilla razón de que en la educación actual, la sostenibilidad es parte fundamental. No era así hace tanto tiempo. 

Pero para que los hábitos que adquieren en clave verde, sobre todo con respecto al reciclaje, se mantengan a medida que sean más autónomos, es fundamental dar continuidad al trabajo de los colegios en casa. Y con estos consejos de sencilla aplicación es algo que no cuesta nada hacer; al contrario, así también aprender dichos hábitos los mayores de la casa.

Dar ejemplo y reciclar también en la calle

Es fundamental dar ejemplo a los niños siendo consecuentes con el mensaje sostenible. Y esto no solo significa que vean que sus padres reciclan, sino que vean que lo hacen en cualquier contexto, también en la calle. No cuesta nada, por ejemplo, tirar el tetrabrick de la merienda en el contenedor amarillo en vez de en la papelera por mucho que esta esté más cerca a la salida del cole.

Poner cubos por colores

Es cierto que hace falta espacio para tener al menos tres cubos en casa, pero todo es cuestión de prioridades, y el reciclaje lo es en el día a día de la casa. A la hora de escoger los cubos, es importante que se diferencien bien y que, si es posible, coincidan sus colores con los de los del tipo de basura que van a llevar en su interior para que los más pequeños lo asocien de manera natural. 

Que los decoren ellos

Si no pueden ser de distintos colores, o sí lo son pero es necesario dejar todavía más claro para qué sirve cada uno, los niños pueden pintar los residuos que van en cada cubo y pegarlos en ellos. También pueden hacer unas etiquetas caseras, si ya saben leer, para pegar en la parte más visible de cada cubo. La creatividad al servicio de la educación medioambiental.

Poner fácil el acceso a los mismos

Fomentar autonomía es muy recomendable si hay niños pequeños en casa también a la hora del reciclaje. Los cubos suelen estar, por olores y espacio, en espacios de difícil acceso como el trastero, el sótano, o el garaje, pero en la medida de lo posible tratad de que ellos puedan llegar a ellos y también abrirlos, que no todos los mecanismos son iguales. 

Reutilizar

De nuevo, la creatividad al rescate del reciclaje, pero en este caso para enseñar a los peques a dar una segunda vida a los residuos. Hay mil recursos para hacer una sesión de “plástica” con materiales reciclados en Youtube, y hasta los más torpes con las manos sabemos hacer un bote para guardar los lápices de colores a partir de una lata de refresco, por ejemplo. Es cuestión de actitud.

Enseñarles a optimizar el espacio

Reciclar optimizando el espacio de la bolsa de basura es una manera de cuidar el medioambiente también, así que enseñarles a doblar y comprimir los envases y los cartones es muy aconsejable para ampliar la capacidad de los cubos.

Actividades y juegos

En la red puedes encontrar recursos didácticos interesantes para trabajar la educación medioambiental, pero como siempre aconsejamos en estos casos, nada como aprovechar aquello que ocurra en la convivencia para convertirlo en aprendizaje. Una recomendación concreta para inspirarte es el blog infantil que tiene Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro más comprometida de España con esta materia. En él puedes encontrar, entre otras cosas, “ideas para clase” que puedes replicar en casa.  

Que bajen la basura con los adultos

Es una de las formas más efectivas de que se comprometan con el reciclaje, que aprendan dónde va cada bolsa y que, de paso, desarrollen el sentido de las responsabilidad ayudando en casa. Hay que aprovechar cuando son muy pequeños porque en esa etapa les suele gustar tirar la basura; lo ven como algo “de mayores”.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo