Educar niños

5 cosas que puedes hacer para ser mejor padre según Harvard

3 minutos

Todos podemos mejorar en la crianza de nuestros hijos, según Harvard estas son las 5 cosas que hay que hacer para ser buenos padres.

También te puede interesar: Tu hijo no es malo, es que no lo estás criando bien
niña feliz

La universidad de Harvard es conocida mundialmente por la alta calidad de su profesorado y por la élite que recibe como alumnos, cuenta entre sus filas con grandes profesionales que arrojan luz sobre multitud de temas gracias a sus muy variados estudios. Uno de los que más nos ha llamado la atención ha sido llevado a cabo por el profesor Richard Weissbourd que nos ha dejado los 5 mandamientos para ser mejor padre.

La sociedad cambia y, por tanto, también la educación y los estilos de crianza. Uno de los mayores problemas actuales es la sobreprotección con la que subyugamos, sin saber que lo hacemos, a nuestros hijos, otro gran problema es la falta de normas y límites en casa que crea niños inseguros que se convierten en adolescentes déspotas y autoritarios. Este estudio arroja luz sobre los 5 mandamientos de Harvard para ser un padre modelo, recuperando viejos hábitos pero adaptándolos a los nuevos tiempos.

5 normas básicas para ser tu mejor versión como padre

1. Pasa más tiempo con tus hijos

Los padres vamos a mil por hora, estamos agobiados y estresados y ya no le dedicamos tanto tiempo a nuestros hijos. Por eso cuando llegamos a casa es más fácil para nosotros que sigan pegados a la tele o a los videojuegos, los queremos mucho pero así también descansamos nosotros. Sin embargo esto es un gran error, el tiempo que no le dedicas a tus hijos no lo vas a recuperar jamás. Los niños que crecen con la sensación de padres ausentes suelen tener carencias afectivas y emocionales en su edad adulta.

2. Habla con tus hijos. Y si ya lo haces habla más

No nos quedemos en el típico “¿Qué tal en el cole?” o “¿Qué has comido en el comedor hoy?”. Estas preguntas son muy cerradas y no permiten dialogar. Interésate en conocer sus gustos, sus amigos, lo que le encanta, lo que odia… Intenta conocer más a tu hijo, esto creará un vínculo de comunicación que se extenderá más allá de la infancia y los animará a poder compartir contigo sus inquietudes y problemas a medida que vayan creciendo.

3. Enséñale a resolver sus conflictos y problemas sin dar el resultado

No se trata de darle pistas para que llegue al resultado de la resta, ni guiarlo para que solucione su problema con su hermanito. Se trata de guiarlo para que encuentre su propio resultado mediante preguntas como “¿Qué es lo que pasa exactamente?”, “¿Cómo lo solucionarías?”, “Si haces eso… ¿Qué pasaría entonces?”. Deja que él mismo tome sus decisiones, jamás aprenderá a resolver sus problemas ni a tomar decisiones.

4. Da las gracias siempre y reconoce sus logros

Las mejores habilidades sociales nacen de la asertividad y una buena autoestima. Para esto lo mejor es educar en la gratitud y el reconocimiento de los logros y, para ello, deberemos empezar con los pequeños. Recuérdale lo que ha hecho bien y sé agradecido cuando haga algo, esto le ayudará a confiar más en sí mismo y hará a su vez que aprenda el valor de la gratitud y la compasión.

5. Permíteles que tomen conciencia de los problemas del mundo

No les ahorres el mal trago de ver lo que sucede en el mundo: guerras, hambre, pobreza… Los niños deben ser conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor para poder ejercitar su empatía y compasión y también que sientan por primera vez que ellos son necesarios y que pueden hacer cosas que mejoren la vida: si es consciente de los ‘problemas’ del mundo que se pueden arreglar, se dará cuenta de que él puede ser importante para conseguir cambiarlos.

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS