Disfraces

Disfrazarse, mucho más que un juego

3 minutos

El juego con disfraces introduce a los más pequeños en las reglas sociales, la empatía y la expresión de sentimientos. Descubre cómo 'aprenden a ser' con el juego de disfraces.

Disfrazarse, mucho más que un juego

Policía, bombero, superhéroe, princesa… con la llegada del carnaval los más pequeños pueden convertirse en aquello que desean y, además de divertiste jugando, aprender aptitudes fundamentales para su desarrollo. A través del juego con disfraces los niños aprenden a ponerse en la posición de otro, desarrollan su imaginación, el pensamiento abstracto, la socialización y la atención.

Además, los disfraces permiten introducir a los niños en las reglas sociales, aprendiendo normas y comportamientos imprescindibles para la vida adulta, la empatía y la expresión de sentimientos. Por todo ello es recomendable jugar con disfraces a lo largo de todo el año. Como un juguete más, los disfraces se convierten en una fuente de aprendizaje.

disfraces

Los niños quieren parecerse a sus ídolos y héroes, quieren imitar los comportamientos de aquello que quieren ser y enfundados en su disfraz representan también comportamientos y expresiones que ven reflejados en su personaje. De este modo, adquieren jugando y sin darse cuenta, el aprendizaje que el juego simbólico aporta a su crecimiento. Se fomenta la interacción y cooperación con otros niños que también representan personajes, introduciendo en el juego normas sociales y fomentando la empatía.

Los disfraces más demandados

El diseño de nuevos disfraces, tal y como sucede con otros juguetes, está también muy ligado a las licencias del momento, al personaje de moda. “Los últimos acontecimientos y los estrenos de cine marcan las tendencias en disfraces” como apunta Mariana Attanasio de Rubie´s Spain.

Pero también los clásicos siguen teniendo una gran aceptación en el mercado “En cuanto a disfraces infantiles, entre 0 y 3 años, la temática de animales es la más demandada. A partir de 4 años los disfraces de cuentos de fantasía y animales son los de mayor éxito” como indica Luis Miguel Aroca de Nines D´Onil Export. Las empresas especializadas en la fabricación de disfraces realizan durante estos días alrededor del 40% de sus ventas anuales. A pesar de ello, destacan la importancia de los disfraces también en otras épocas del año Halloween y Navidad son también momentos clave en la compra de disfraces y también existe una tendencia que lo hace estar cada vez más presente a lo largo de todo el año, por ejemplo, en fiestas temáticas, etc.” como señala Lidia Sempere de la empresa Limit Sport.

Y es que los  disfraces no sólo son un juego de niños, sino también de adultos. “Los disfraces de adultos, con modelos divertidos y graciosos, tienen también un gran éxito. Y en los últimos años hemos visto que los disfraces familiares, aquellos que tienen una versión infantil y otra adulta tienen una gran aceptación para eventos como fiestas de pueblos, etc” destacan desde Nines D´Onil Export.

Así, el juego con disfraces se convierte también en una de las formas de jugar más recomendadas entre padres e hijos. De esta forma toda la familia puede crear un nuevo universo en el que adquirir nuevos roles diferentes a los tradicionales. La imaginación como telón de fondo, nos permite conocer un poquito mejor a nuestros hijos y estrechar lazos a través del juego.

Etiquetas: Halloween, carnaval, carnaval con niños, disfraces bebés, disfraces carnaval, disfraces caseros, disfraces niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS