Responsabilidad

¿A qué edad deberían empezar a ayudar los niños en las tareas del hogar?

Estas son las que pueden realizar en función de su edad, aunque este no es el único factor que debemos tener en cuenta.

Las tareas del hogar no dependen exclusivamente del factor edad. Lo más importante, de hecho, es introducirles este tipo de responsabilidades de forma paulatina y con naturalidad.

Ya sabes que los peques aprenden más y mejor jugando, de manera que esta es una forma muy efectiva de ir enseñándoles cuáles son las tareas del hogar que se deben hacer para que la casa esté en buenas condiciones. No se trata de decirles, de repente, que hagan su cama o pongan la mesa, sino de invitarles a acompañaros en ello, que se animen a ayudaros y poco a poco aprendan como se hace y el tiempo que requiere para desarrollar el sentido de la responsabilidad

Así lo podéis hacer desde muy pequeños con tareas que no entrañen riesgo: hacer la cama si no está en altura, bajar la basura, poner parte de la mesa (servilletas, cucharas, vasos si no son de cristal o cerámica, barrer, etcétera). Se lo tomaran como un juego si lo enfocáis de la forma  adecuada, especialmente durante la etapa en la que exprimen el juego simbólico, alrededor de los 3 y 4 años, una edad ideal para introducir poco a poco hábitos colaborativos en casa. 

Como parte de un juego

Poco a poco, lo que empezamos como un juego debemos adaptarlo a medida que crecen y son capaces de completar ellos algunas tareas por sí mismos. Al fin y al cabo, pasan a ser obligaciones, y para evitar las protestas (o minimizarlas) no hay nada más efectivo que acostumbrarlos desde pequeños para que la evolución sea progresiva y natural. Si lo hacéis, y por supuesto dais también ejemplo vosotros en casa, cuando se hayan convertido en responsabilidades ya tendrán el hábito asimilado.

Podemos ir enseñándoles y corrigiéndolos, aportando consejos y trucos que ellos vean a modo de ejemplo para luego puedan repetirlos. Pero es fundamental que creas en sus capacidades, que le dejes equivocarse (por eso es importante que tarea le proponemos hacer y cuáles no) y en caso de corregirles, hacerlo siempre con cariño. 

De todos modos, más allá de este consejo, si es cierto que la edad influye en que tipo de tareas del hogar pueden hacer los peques. Para que tengáis una orientación clara al respecto, compartimos a continuación una lista muy completa de tareas en función de la edad. Está elaborada por Kamira Sociedad Cooperativa, una entidad formada por profesionales del ámbito social, entre ellos psicopedagogos y educadores sociales.  

Entre los 2 y 3 años

A esta edad las tareas las hacemos con ellos y con nuestra supervisión pero es bueno que sientan que son sus tareas:

  • Ayudarnos a hacer su cama
  • Llevar la ropa sucia al cesto
  • Ordenar sus juguetes
  • Tirar los pañales a la basura
  • Si tenemos mascota, ayudarnos a alimentarla
  • Ayudarnos a preparar su biberón si sigue tomándolo
  • Comer sin demasiada ayuda
  • Ayudarnos a regar las plantas
  • Vestirse y desvestirse con ayuda

Entre los 4 y 5 años

A esta edad las tareas se amplían pero seguimos con la supervisión:

  • Colocar las sillas correctamente cuando hemos terminado de comer
  • Ayudarnos a poner y quitar la mesa
  • Dar de comer a la mascota y llenarle el recipiente del agua
  • Recoger los cubiertos ordenadamente en el cajón
  • Ayudar a quitar el polvo
  • Llevar su plato al lavavajillas
  • Colocar el papel higiénico
  • Vestirse con supervisión pero sin ayuda
  • Comer sin ayuda
  • Ayudarnos en el supermercado cogiendo los artículos que estén en la balda de abajo
  • Colocar la ropa sucia en el cesto
  • Ayudarnos a bajar la basura

Entre los 6 y 7 años

A esta edad las tareas anteriores se siguen manteniendo con menos supervisión cada vez y se añaden estas otras:

  • Ayudarnos a hacer la lista de la compra y a revisar lo que falta en la nevera
  • Hacer un bocadillo
  • Poner el lavavajillas
  • Poner y quitar la mesa
  • Llevar su ropa sucia al cesto y limpiarse los zapatos
  • Contestar al teléfono correctamente
  • Ser responsable de su aseo personal (lavarse la cara, peinarse, cepillarse los dientes…)
  • Mantener su cuarto ordenado
  • Preparar su ropa del día siguiente con supervisión
  • Empezar a ducharse sin ayuda 

Entre los 8 y 9 años

  • Hacer su cama con alguna dificultad
  • Recordar que tiene que prepararse el almuerzo para el colegio y hacerlo
  • Ayudar a pasar la aspiradora, barrer, fregar el suelo y quitar el polvo
  • Ayudarnos a poner la lavadora clasificando la ropa en dos montones: blanca y color
  • Guardar su ropa limpia en su armario ordenadamente
  • Sacar la basura
  • Ayudar a lavar el coche
  • Lavarse los dientes eficazmente sin que le obliguemos o se lo recordemos
  • Prepararse el día anterior el equipo de deporte y la mochila sin recordatorios
  • Ducharse sin ayuda

Entre los 10 y 11 años

  • Mantener su armario y cajones ordenados
  • Hacer la cama
  • Hacer los deberes sin ningún recordatorio y controlar cuándo tiene los exámenes
  • Atender a un hermano pequeño por ejemplo dándole de comer
  • Llenar el lavavajillas colocando cada cosa en su sitio y ponerlo en marcha
  • Controlar sus propias extraescolares
  • Cambiar las toallas sucias por las limpias
  • Recoger el correo
  • Tirar la basura

Continúa leyendo