Vídeo de la semana

¡Todos a reír!

Efectos terapéuticos de que tu hijo se ría a carcajadas

Es el Día de la Risa y desde Ser Padres queremos celebrarlo por todo lo alto. Así que, apunta, porque después de leer esto, estarás contando chistes y haciendo cosquillas a tu hijo durante todo el día. Estos son los beneficios de que los niños rían a carcajadas.

risa
Fuente: Unsplash

¿Existe algo más sano que tomarse la vida con sentido del humor? Reírnos, tengamos la edad que tengamos, reporta múltiples beneficios tanto mentales como físicos a nuestro organismo. Y es que, la conexión entre mente y cuerpo es algo de sobra conocida por todos y, al igual que sentimientos conocidos como ‘negativos’, tales como la ira o la rabia, pueden provocar en nosotros trastornos como las alteraciones cardíacas, soltar varias carcajadas (de las de verdad) a lo largo del día pueden ayudarnos con nuestro bienestar interno y externo.

De hecho, es tan sana que, ¿sabías que existe una terapia llamada ‘risoterapia’? La misma consiste en intentar producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa. Es tan efectiva que incluso UNICEF la utiliza con niños víctimas de catástrofes naturales.

Los beneficios mentales de que los niños rían

  • Reduce el estrés: todos sabemos que la pandemia está asestando un duro golpe sobre la salud mental de los niños. Están sometidos a niveles de estrés y ansiedad mucho más altos que en tiempos normales, por eso es más necesario que nunca hacer lo posible para rebajarlos y evitar que se produzcan estos cuadros. Una buena herramienta para conseguirlo es, sin duda, la risa. Quizás que reduce el estrés es uno de los beneficios más conocidos, y está avalado por diversos estudios científicos: uno llevado a cabo por Tara Kraft y Sarah Pressan, de la Universidad de Kansas (EEUU) y publicado en la revista Psychological Science, concluyó que la risa provoca en quien sonríe un bienestar físico de 24 horas de duración. Esto puede ocurrir, tal y como apunta la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental, porque es capaz de conseguir que disminuyan los niveles de adrenalina y cortisol.
  • Aumenta el apetito: así que es el mejor remedio para niños que no quieren comer. Hace que se reduzcan los niveles de leptina y aumente la grelina en sangre, dos hormonas encargadas de la sensación de hambre.
  • Potencia la imaginación porque se localiza en la misma zona donde reside nuestra creatividad.
  • Mejora la memoria: según otro estudio científico, la risa nos ayuda a recordar las situaciones que nos parecen graciosas.

Sonreír nos ayuda a ver la vida de otra manera

En 1988, el psicólogo alemán Fritz Strack llevó a cabo un experimento muy sencillo con sus alumnos de una clase de universidad: dividió la clase en dos grupos. Al primero le ordenó que sujetasen un lápiz entre la nariz y los labios (levantando los labios hacia arriba). Al segundo, le pidió que sujetasen el lápiz de manera horizontal entre los dientes, con la sonrisa encajada.

A continuación mostró  las mismas imágenes de dibujos animados de manera simultánea a los dos grupos. Cuando terminaron, preguntó si les habían parecido graciosas: a la mayoría de estudiantes que sujetaban el lápiz entre el labio y la nariz no se lo había parecido, al que lo sujetaba con los dientes, sí.

Este sencillo experimentó valió al psicólogo para demostrar que la gente experimenta las emociones asociadas a su expresión facial: si sonreímos, veremos la vida de una manera más agradable.

Los beneficios físicos de la risa se cuentan por miles

A priori podemos pensar que reír no tiene ninguna conexión con nuestro bienestar físico. Pero nada más lejos de la realidad; la ciencia también se ha encargado de demostrar que las personas que más ríen, tienen mejor condición física.

Beneficios que pueden verse, incluso, aumentados si hablamos de la risa en niños: ellos están en pleno desarrollo, así que si crecen riendo, seguirán riendo cuando sean adultos.

Estos son algunas de las ventajas físicas que reporta una buena carcajada, o tomarse la vida con sentido del humor:

  • Despeja la nariz y los oídos: gracias a la vibración de la risa, se libera la mucosa que se encuentra en la nariz y que nos provoca taponamiento.
  • Refuerza el sistema inmunológico: según la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental, la risa es capaz de incrementar la producción de anticuerpos y la activación de células protectoras como los linfocitos y los linfocitos T citotóxicos, que producen inmunidad celular.
  • Favorece la digestión
  • Limpia los ojos: ¿a que no te habías parado a pensarlo nunca? Algunas personas tienen la facilidad de ‘llorar de la risa’ cuando la carcajada es prolongada. Gracias a esas lágrimas, limpiamos los ojos de impurezas.
  • Alivia el dolor: y este es uno de los principales motivos de practicar la risoterapia. Ayuda a liberar hormonas como la endorfina o la serotonina, analgésicos naturales.
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo