El patio es didáctico

El recreo puede ser una gran asignatura

El horario del patio es perfecto para desarrollar actividades pedagógicas, ya que en este descanso los niños se sociabilizan e integran.

El recreo puede ser una gran asignatura

Llega el lunes y con ello una nueva semana de clases, deberes y algún que otro examen, pero para sobrellevarlo mejor está el recreo. Tomar el aire durante unos minutos, despejar la mente de la pizarra y el profesor y divertirse un rato con los amigos es lo mejor para desconectar; pero, ¿no es esto igual o más importante que las clases?

Los niños esperan deseosos el descanso para hablar con sus compañeros y conocer las nuevas novedades, les encanta este tiempo y por ello podemos aprovecharlo para grandes posibilidades pedagógicas.

¿Actividades en el descanso?

Cuando los pequeños llegan a casa de lo que más hablan es de lo ocurrido en el patio, a menos que haya pasado alguna primicia en el desarrollo de las clases. Durante esas pausas nuestros hijos se sociabilizan e integran, desarrollan su creatividad, buscan soluciones a problemas y experimentan lo que es ganar y perder.

Cada vez son más los colegios e institutos que organizan actividades en el recreo para ofrecer a los niños más oportunidades de divertirse, no solo jugar a fútbol, como suele ser lo más habitual. En ocasiones no solo se tratan de actividades físicas sino, también, talleres que intentan facilitar el aprendizaje de algunas materias como, por ejemplo, resolver problemas matemáticos en grupo o formar un coro para aquellos que estén interesados en este ámbito y la asignatura de música se quede escasa.

En la mayoría de los casos el recreo no cobra ninguna importancia por parte del profesorado y, por tanto, no recibe la planificación que debería.

Recuperación de juegos populares

¿Y si enseñas a tus hijos juegos tradicionales? De esta manera conocerán cómo te divertías y dejarán de lado las nuevas tecnologías.

La rayuela, es uno de los juegos míticos de la infancia pero lamentablemente en la actualidad no es muy conocido, solo se necesita una tiza y una piedra. Con la tiza dibujamos cuadrados enumerados del uno al diez teniendo que tirar la piedra encima de cada casilla, ¡el primero que llegue al final a la pata coja ganará!

El juego del pañuelo es muy divertido además crea un gran ambiente de competitividad puesto que se necesita formar dos equipos. El juego consiste en coger el pañuelo el primero y llevarlo corriendo junto a su equipo, la persona encargada de sostener esta prenda debe gritar un número para que salga el miembro del grupo que le corresponda. El equipo que más veces consiga el pañuelo ganará.

Para la gallinita ciega se necesita un mínimo de cuatro personas y un pañuelo. Un niño tendrá que estar con los ojos tapados mientras que los demás le giran y cantan: “Gallinita ciega que se te ha perdido una aguja y un dedal date la vuelta y lo encontrarás”, después debe reconocer a los demás con el tacto para que le toque a otro jugador estar en ese rol.

La comba ha sido uno de los juegos favoritos de los niños y es perfecto para realizar ejercicio físico. Se puede jugar de manera individual o en grupo, entrando de uno en uno a saltar y sin frenar la cuerda.

Estos son algunos de los juegos tradicionales que harán que los peques se olviden del entretenimiento sedentario e individual que tan habitual es hoy en día.

Transformación de un patio

Hay colegios que se toman muy en serio tener un espacio habilitado para el recreo. Un ejemplo de esto es la Escuela Ideo de Madrid, un centro educativo que está ubicado de manera provisional en un edificio con oficinas y como no contaban con un lugar para el recreo, decidieron crearlo ellos mismos con la ayuda de Basurama, colectivo dedicado a la investigación, creación y producción cultural y medioambiental.

Para hacer el patio transformaron el párking utilizando una tubería gigante y un depósito vacío de 25000 litros. En esta remodelación participaron los alumnos de secundaria y se convirtió en una actividad interdisciplinar y pedagógica, ¡fue todo un gran aprendizaje y el resultado fue asombroso!

En la mayoría de los casos el recreo no recibe ninguna planificación

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS