Tecnología

El uso de la tecnología es importante en la educación infantil: lo dicen los profes

La tecnología es una parte indispensable del ocio de los niños y niñas, según estos maestros, también debe ser imprescindible en el ámbito de la educación. Estos son todos los beneficios que trae la tecnología a la enseñanza.

niños en una clase tecnológica
Fuente: iStock

Estamos muy acostumbrados a ver el lado negativo de la tecnología y las desventajas del excesivo uso de los aparatos electrónicos en los niños y niñas pero tenemos que tener en cuenta que la tecnología es un elemento indispensable hoy en día del que podemos extraer gran cantidad de beneficios, también en el plano educativo, donde tiene un impacto directo en la eficiencia y la productividad dentro del aula. Eso sí, siempre que se utilice de manera controlada y supervisada.

Así pues, podemos ver en la tecnología un gran aliado para el desarrollo y la evolución de los niños. De hecho, Kahoot!, una plataforma de aprendizaje basada en juegos, ha consultado a diferentes maestros usuarios de su aplicación para dar con las razones que explican que el uso de la tecnología es muy importante en el proceso educativo y cómo su correcta aplicación puede influir, y mucho, en la alfabetización digital de los más pequeños.

Para los niños aprender solos se vuelve un desafío

Las nuevas técnicas de aprendizaje empujan a los niños a adaptarse a un proceso en el que ellos son los protagonistas porque de ellos depende cumplir ciertos objetivos, dotando de total autonomía a su proceso de aprendizaje y fortaleciendo así la autodisciplina. Además, los más pequeños suelen enfocar la tecnología como un elemento que forma parte de sus momentos de ocio, presente en sus juegos y en su tiempo libre, con el que se divierten. Por ello, según afirma Gustavo Fernández Díaz, profesor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en Chile, "emplear plataformas tecnológicas en el proceso educativo, produce un sentimiento de satisfacción y motivación en el estudiante, permite estimular sus habilidades de superación y le genera sensación de autoconfianza".

Potencian la colaboración y la interacción con sus compañeros

Para el desarrollo de un niño es esencial interactuar con sus amigos y compañeros. Colaborar con ellos mano a mano en el proceso de aprendizaje es algo que han echado en falta durante el confinamiento y que han podido realizar de una forma virtual gracias a las herramientas tecnológicas. A través de las aplicaciones, los niños han sido capaces de mantener los nexos de conexión con sus maestros y compañeros y han aprendido a interactuar con el entorno digital de una forma sana e instructiva. De hecho, muchos de estos niños y niñas han mantenido la utilización de las herramientas después del confinamiento.

Aumentan su interés por el proceso de aprendizaje

Las nuevas técnicas tecnológicas son un aliciente de diversión para los niños. La tecnología permite el uso de herramientas interactivas y que mantienen la atención de los estudiantes con más facilidad.

De este modo, la tecnología se convierte en una herramienta para convertir el escenario a veces aburrido del aprendizaje en un proceso atractivo y divertido, utilizando, por ejemplo, herramientas de gamificación que les permitan descubrir nuevos horizontes a través del juego. "Si algo funciona y los motiva, necesitamos explorarlo. Cuanto más juegan, más quieren aprender sobre diferentes temas", afirma Rosana Busso, maestra del Collège du Léman International School, Suiza.

Mejoran su desarrollo personal y creativo

Hay dos mejoras claras en un proceso de enseñanza tecnológico: el aprendizaje de contenidos didácticos y de alfabetización digital e incluso, la mejora en sus habilidades ciudadanas. Estos dos elementos logran un enorme impacto en su desarrollo personal, creativo y de habilidades tecnológicas.

"Con la tecnología, los niños pueden desde aprender otro idioma hasta construir muebles con ayuda de un tutorial; ahora no hay límites para los estudiantes, tienen todos los recursos necesarios para poder hacer lo imposible en cualquier momento y lugar", afirma Rosana Busso.

Impulsan el empoderamiento profesional

Fran García, profesor del EFA El Campico, en España, afirma que "vivimos en una sociedad en la que la gran mayoría de los estudiantes son ya nativos digitales". Por este motivo, es lógico asumir el empoderamiento profesional que supone utilizar la tecnología en los procesos educativos, ya que ayuda a los estudiantes a dar forma a sus competencias futuras, que de una u otra forma tendrán relación con la tecnología. El aprendizaje digital les brinda fluidez digital, que se traduce en nuevas oportunidades de cara a un futuro.

La situación que ha generado el coronavirus en la educación, ha hecho que el aprendizaje virtual crezca exponencialmente, equiparándolo al ámbito empresarial. Ahora, los padres y los docentes deberán innovar y buscar nuevos métodos de enseñanza, con aplicaciones y otras herramientas tecnológicas, para fortalecer el proceso de aprendizaje.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo