Videojuegos

Un estudio asegura que los videojuegos aumentan la inteligencia infantil

Un nuevo estudio ha tenido concluido que, que nuestros hijos jueguen a videojuegos es beneficioso para su capacidad intelectual. Atento a lo que vamos a contarte.

Para muchos padres, el hecho de que sus hijos jueguen a videojuegos es aún un estigma. Muchos creen que "no se aprende nada" o que hacen que sus hijos "pierdan el tiempo". Sin embargo, un nuevo estudio realizado por un equipo de neurocientíficos suecos del Instituto Karolinska muestra que los videojuegos pueden ayudar a aumentar las capacidades cognitivas relacionadas con la inteligencia en los niños.

En el estudio participaron, aproximadamente, 9800 niños de entre 9 y 10 años de edad. Durante el periodo que duró el estudio, los pequeños pasaron varias pruebas de inteligencia. Estas se realizaban al comenzar y al finalizar el experimento. Un experimento que duró 2 años.

Los videojuegos aumentan la inteligencia de tu hijo
Fuente: iStock

Para la realización de este estudio, los investigadores necesitaron la estrecha colaboración de los padres de los niños y niñas que participaron en la investigación. Era tarea de los padres indicar cuánto tiempo dedicaban sus hijos a: ver la televisión, interactuar en las redes sociales y jugar a videojuegos. Los resultados finales concluyeron que, en promedio, los niños pasaron 2 horas y media al día viendo la televisión, 30 minutos en las redes sociales y 1 hora jugando a videojuegos.

Por su parte, los niños realizaron cinco tareas cognitivas de evaluación de inteligencia, al comenzar y al finalizar la experiencia. Los resultados afirman que en los que habían jugado más a videojuegos mostraban un leve aumento del coeficiente intelectual, unos 2,5 puntos más. Los investigadores indicaron que la ganancia, si bien es pequeña, es significativa.

 

El desprestigio de los videojuegos hasta ahora

Históricamente, jugar a videojuegos se ha considerado como algo negativo para los pequeños de la casa. Estudios como este, que consideraron otras variables que hasta la fecha habían sido pasadas por alto (como los antecedentes genéticos y las condiciones socioeconómicas de las familias), ayudan a los videojuegos a establecerse como una actividad beneficiosa para los más pequeños de la casa. 

Los resultados de este estudio aseguran que jugar a videojuegos ayuda a los pequeños a pensar racionalmente, adaptarse a nuevas situaciones o a comprender ideas complejas, entre otros beneficios. Torkel Klingberg, profesor de neurociencia cognitiva en el Instituto Karolinska y principal responsable de este estudio, señaló que no se analizaron los efectos del tiempo de pantalla en otras áreas, como el rendimiento académico, el bienestar o la actividad física, por lo cual no pueden decir nada al respecto.

Otra de las conclusiones a tener en cuenta, está relacionada con las nuevas variables introducidas en este estudio. Los autores indicaron que las habilidades cognitivas son altamente heredadas y el estatus socioeconómico es un gran moderador del tiempo en pantalla. Si el entorno familiar en el que viven los niños es un entorno difícil, los niños generalmente miran televisión para “desconectar”.

Los videojuegos como medio de aprendizaje

Hoy en día las metodologías de aprendizaje han cambiado para adoptar la tecnología y sacarle el máximo provecho posible, a tal grado que algunos elementos impensables como los videojuegos ya forman parte de los medios utilizados para enseñar a los niños, por supuesto con las adecuaciones necesarias que se requieren para lograr el propósito.

En los últimos años cada vez más compañías se han interesado por trasladar las experiencias educativas a los videojuegos, y es que, recientemente, estudios como el que nos ocupa hoy han revelado que jugar puede resultar ser algo muy positivo para nuestro cerebro. Las investigaciones han comprobado que jugar con videojuegos puede mejorar la orientación espacial y el volumen de la materia gris del cerebro, lo que se traduce en una mejor capacidad de memoriaLa lógica también se ve beneficiada, lo que permite tomar decisiones, planear y obtener conocimientos de forma más rápida.

Cuando se traslada este tipo de beneficios y se combinan con la educación, se obtienen grandes resultados a favor de aquellos pequeños que se encuentran en pleno desarrollo. ¡Para los niños no puede haber mejor forma de obtener nuevos conocimientos que aprender mientras se divierten!

No podemos decir como los videojuegos educativos afectarán el aprendizaje en el futuro próximo, sin embargo, esta manera de aprendizaje ya está empezando a implementarse a lo largo del planeta. Este es el caso del videojuego Assassin's Creed Origins. Ambientado en el Antiguo Egipto, su asombroso mundo abierto ayuda a los profesores de historia a enseñar de una manera mucho más visual a sus alumnos las costumbres y el aspecto de una de las civilizaciones más importantes de todos los tiempos

Continúa leyendo