Cómo educar

Frases positivas que deberías decir a tu hijo si se porta mal

En el mundo de la crianza los padres nos encontraremos diciendo diferentes frases negativas que pueden perjudicar el desarrollo de nuestro hijo. Te enseñamos la alternativa positiva para que esto no suceda.

No hay nada escrito sobre cuál es la mejor manera de criar y educar a un niño pequeño. Por mucho que leamos, escribamos y nos imaginemos, una vez tenemos al pequeño en brazo, no hay teoría que valga. Solo hay que tirar de instinto y tener presente todo eso que hicieron con nosotros y que no nos gustaría repetir con nuestros pequeños.

¿Quieres encontrar alternativas positivas a esas frases negativas que todos decimos en algún momento y que tan mal hacen al desarrollo de nuestros hijos? Sigue leyendo porque te proponemos un montón de frases alternativas que te costará poco decir.

Frases positivas que deberías decir a tu hijo si se porta mal
Fuente: iStock

En la tarea de educar, habrá ciertas situaciones que saquen un poco de quicio a los padres. Situaciones que pongan a prueba su paciencia, como los continuos ‘No’, las rabietas, los insultos o los desafíos que, muchas veces, son protagonistas en el día a día con un niño pequeño. Sin embargo, es muy importante sobrellevarlos y no perder la paciencia si queremos que todo llegue a buen puerto.

Y es que, perder los nervios puede llevarnos a ciertas situaciones que desencadenen en un mal para el desarrollo del niño. Hablamos, por ejemplo, de los gritos, los castigos y también de los refuerzos negativos. Porque, de acuerdo a los expertos, el ‘no’ es muy necesario a la hora de educar, pero no a cualquier precio. Hay algunas situaciones en las que es necesario, pero otras muchas en las que no. Si quieres saber en cuáles, sigue leyendo hasta el final.

¿Qué son los refuerzos positivos?

En palabras de los expertos de la Universitat Carlemany, un refuerzo positivo es “un tipo de recompensa que puede aumentar la probabilidad de repetir un comportamiento deseado y que, por ejemplo, puede tener un gran impacto en el estado de ánimo de una persona”. Mediante ellos, conseguiremos crear una asociación entre cierto comportamiento y lo que pretendemos conseguir si se lleva a cabo.

En el lado contrario encontramos los refuerzos negativos, que son aquellos actos que producen rechazo en la persona que los recibe.

Frases negativas y su alternativa positiva

Trasladando ambos al campo de las expresiones a la hora de educar, los ‘no’ fuera de contexto, las órdenes o los imperativos serían muestras de refuerzo negativo, mientras que las frases dichas en tono positivo (todas se pueden cambiar de tono negativo a tono positivo), o los halagos hacia nuestros peques, serán refuerzos que estarán fortaleciendo su amor propio y su autoestima, además de conseguir que se sientan queridos por sus padres.

Y es que, hay que recordar que tu forma de dirigirte a tus hijos como madre y como padre creará gran huella en su personalidad y su comportamiento futuros (sea para bien y para mal). Así que, hay que saber cómo potenciar sus buenas conductas y la manera correcta de corregir aquellas malas para que aprenda sin olvidarse del amor que le tenemos sus papás.

Aunque lo primero y más importante es dar ejemplo, a continuación te dejamos una tabla ilustrativa con unas cuantas frases negativas y su alternativa positiva para que cambiéis la forma de hablar y de dirigiros a vuestros peques en casa:

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo