Aprender en casa

Homeschooling: ¿qué es y qué beneficios tiene?

Aunque en nuestro país, la ley educativa lo prohíbe al ser obligatoria la escolarización entre los seis y los dieciséis años, es un método educativo este que sí se practica en un número importante de hogares con niños, respaldado además por diversas asociaciones que abogan por su regularización.

Ahora que la educación desde casa, a distancia, se ha convertido en un fenómeno que por obligación han tenido que probar todas las familias españolas con niños en edad escolar, ha saltado irremediablemente a la primera plana el concepto homeschooling, que hace referencia precisamente a esa forma alternativa de cursar los estudios obligatorios sin acudir al colegio ni al instituto. En España, la ley de educación lo prohíbe, pero en otros países de Europa si está legislado, e incluso en nuestro país existen asociaciones como la ALE -Asociación por la Libre Educación-, que llevan años divulgando sobre la educación sin escuela. 

De entrada, más allá de las adversas condiciones legales para llevarla a cabo en España -la escolaridad es obligatoria desde los seis a los dieciséis años, ambos inclusive-, conviene saber que elegir este método de no delegar la educación de los hijos en terceras personas es una decisión que condiciona toda la vida familiar, tanto de los adultos como de los pequeños, y que por mucho que sea reversible, supone una dificultad grande para los menores adaptarse de repente a la educación presencial. Por eso, es una decisión que ha de tomarse de forma muy reflexionada. 

Falta de legislación en España

Hablar de beneficios sobre algo tan cuestionado como el homeschooling es complicado, al menos hacerlo sin mencionar también sus desventajas, que son evidentes desde el punto de vista de los estudiantes, especialmente a nivel de socialización con sus iguales, algo fundamental durante todas las etapas del crecimiento. Y también es complicado el proceso de adaptación al paso que lleva a poder cursar estudios superiores ya que al no estar legislado en España, cualquier persona que se haya educado en casa afrontará dificultades como tener que obtener el título de la educación secundaria obligatoria por libre, algo que no se puede hacer hasta que se cumplan los 18 años.

Ventajas de tener el colegio en casa

Dicho esto, sí tiene beneficios objetivos el homeschooling. Uno de ellos, muy importante, económico, ya que para una familia se limitan al máximo los gastos derivados de la escuela, que los hay incluso cuando se elige la educación pública. Además, para los padres es una vía ideal para fortalecer más si cabe el vínculo familiar y también la mejor manera de controlar el proceso educativo de sus hijos ya que serán ellos mismos los encargados de tutelarlo. Eso sí, en países donde está legislado el homeschooling, como es el caso del Reino Unido, la persona responsable de la educación del estudiante debe demostrar previamente estar cualificada para ello. 

Por otro lado, a nivel académico, los beneficios principales son fundamentalmente dos: atención individualizada, algo impensable en un centro educativo, y adaptación curricular permanente, pudiendo incorporar materias complementarias del gusto del niño, al que además se le pueda ir ajustando en función de las circunstancias el plan de estudio. Es por lo tanto, un método que fomenta la libertad educativa basada, eso sí, en un individualismo muy marcado. 

Continúa leyendo