PATROCINADO

La importancia de la atención a la diversidad en la escuela

Conocemos de la mano del colegio Areteia, pionero en educación inclusiva desde los 80, cómo es un centro educativo que equilibre de verdad, y no solo en la teoría, el aprendizaje con la diversidad.

Colegio Areteia
Colegio Areteia

De un tiempo a esta parte, la educación ha puesto el foco en la atención a la diversidad como uno de sus pilares fundamentales. Los expertos coinciden en el impacto positivo que tiene en los estudiantes un programa educativo que equilibre el aprendizaje y la diversidad, entendiendo que cada alumno tiene unas necesidades diferentes como personas singulares que son. Sin embargo, y pese a que se hable mucho de ello, no son tantos los centros educativos que basan su modelo educativo en la atención a la diversidad, y todavía menos los que le dan prioridad a nivel práctico. 

El colegio Areteia, situado en Madrid, es pionero en educación a la diversidad. Desde hace cuatro décadas desarrolla un proyecto educativo personalizado entre los 3 y los 20 años, por lo que es una fuente de referencia en el ámbito de la atención a la diversidad, el “gran reto de su programa educativo”, tal y como lo califica su director, Luis García Carretero. “Generar un contexto de éxito para cada persona, asumiendo y trabajando las debilidades, pero, sobre todo, fomentando las fortalezas y los talentos de cada uno”, añade al respecto. 

Para poder desarrollar un modelo educativo inclusivo completo no basta con seguir los principios de la educación ordinaria, centrándose exclusivamente en el currículum que marca la ley vigente. A diferencia de la inmensa mayoría de centros docentes, el colegio Areteia, que ofrece todos los itinerarios formativos disponibles en el curriculum español -Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional Básica, Bachillerato y Formación Profesional, de grado medio y superior-, apuesta por  “Un modelo de educación a la diversidad que va mucho más allá del colegio y cree en la implicación de toda la comunidad para conseguir un desarrollo favorable de la diversidad del alumnado, teniendo en cuenta sus capacidades y su ritmo de aprendizaje”

Colegio Areteia
Colegio Areteia

Para conseguirlo, explican desde el centro madrileño, “Modelamos la educación atendiendo a los distintos ritmos de aprendizaje de cada alumno. [...] Respetamos la individualidad de cada alumno, fomentando su motivación por el aprendizaje a través de sus fortalezas, generando confianza y afán de superación con el objetivo de ofrecerles el mejor crecimiento personal y educativo, y fomentar su felicidad”.

Pero no sería posible garantizar una educación que atienda a la diversidad en un sentido amplio, que abarque toda la actividad del centro educativo, sin un equipo humano cualificado que pueda aplicar el marco teórico del proyecto educativo al día a día de vida en el colegio. 

El profesorado, por lo tanto, es un valor fundamental de un centro pionero en educación la diversidad como Areteia. “Los profesores son los responsables de la puesta en funcionamiento de este proceso que consiste en orientar las actividades pedagógicas, la interacción profesor-alumno, los procedimientos educativos y los programas de intervención. Cada uno tiene la función de seleccionar, jerarquizar y contextualizar, dependiendo de las características del grupo: edad, circunstancias, variables afectivas, etc”, exponen desde el colegio madrileño, que pone en valor también la importancia del tutor, “el profesor que se preocupa de esta transmisión con su grupo”.

Más allá del curriculum oficial

Si algo caracteriza esta atención a la diversidad que se ofrece desde Areteia es que esto se potencia no solo en el curriculum oficial sino en todas las actividades paralelas a la docente que tienen lugar en el centro. “Ofrecemos programas, talleres, conferencias y eventos innovadores que complementan el currículum oficial y ayudan a los alumnos a adquirir estrategias y habilidades que potencien su crecimiento personal”, explican desde el centro, que también apuesta por el desarrollo musical y deportivo con programas que fomentan ambas disciplinas. Y lo mismo ocurre con el estudio de las lenguas extranjeras, ya que se fomenta el estudio de lenguas como el inglés “en consonancia con el planteamiento de atención a la diversidad, trabajando con distintos grados de intensidad la lengua extranjera desde los 6 años”, indican desde el colegio. 

Además, cuando hablamos de atención a la diversidad, es importante profundizar en el concepto porque son muchas las ocasiones en las que se trata de forma superficial, y la de la educación inclusiva es una puerta que da acceso a un universo amplísimo que solo colegios pioneros y realmente especializados en educación inclusiva aplican en su modelo educativo. 

En el caso concreto del colegio Areteia, se hace especial hincapié en todo tipo de dificultades de aprendizaje, desde aquellas que tienen su origen en un trastorno concreto, como es el caso de los estudiantes diagnosticados con TDAH -trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad- o con dislexia, hasta las que tienen un origen social, una relación directa con las circunstancias personales del alumnado, como es el caso de las adopciones. 

En todos los casos, el papel del colegio es fundamental para el futuro académico y personal de los alumnos, y esto lo sabe mejor que nadie el colegio Areteia, pionero en atención a la diversidad desde 1980, cuando casi nadie hablaba de esta característica de la educación que hoy está en boca de toda la comunidad especializada.