Así puedes potenciar su iniciativa

Iniciativa en los niños: por qué deben tenerla y cómo potenciarla

Que los niños tengan iniciativa propia es fundamental, ya no solo para su presente, sino también para su vida futura. Se trata de una habilidad muy importante para el desarrollo vital.

niño
Fuente: iStock

La capacidad que tenemos las personas para tomar decisiones y con ello lograr objetivos es lo que se llama iniciativa. Como vemos, una capacidad importante que debemos tener los seres humanos. Sin embargo, hay muchos pequeños a los que les cuesta manifestar sus opiniones y tener su propia iniciativa. Veamos por qué es importante fomentar esta habilidad en ellos y cómo podemos hacerlo.

¿Por qué es importante que la tengan?

La iniciativa es una capacidad muy importante en nuestras vidas y por eso es fundamental que los niños aprendan a tenerla desde pequeños. Tenerla significa aprender a saber tomar decisiones por nosotros mismos y a saber actuar para conseguir metas que nos propongamos, sobre todo, sin que otros nos tengan que guiar. Desarrollar esta habilidad es crucial porque:

  • Los niños aprenden a ser más autónomos e independientes. Además de que entienden que aun tomando una decisión y fallando, se puede aprender de los errores.
  • Ganan confianza en sí mismos, mejora su autoestima y, por ende, su personalidad se vuelve mucho más fuerte.
  • También se mejora el ambiente familiar, y esto es porque los padres no tienen que estar continuamente pendientes de las decisiones de sus hijos. Algo que puede llegar a ser muy cansado si siempre es así.

Cómo potenciar la iniciativa de los niños

Debemos permitir que los niños tengan iniciativa, aunque a veces sea difícil porque pensemos que van a tomar decisiones erróneas o porque van a frustrarse o pasarlo mal. A la larga, esto es peor para ellos porque crecerán sin esta habilidad y necesitarán que otros estén continuamente guiándolos.

Eso sí, guiarles no tiene por qué ser nada malo mientras se haga de manera responsable, es decir, permitiendo que estos desarrollen su pensamiento crítico y puedan tomar decisiones cuando sea necesario. Veamos algunas ideas para fomentar su iniciativa:

  • Animarle a tomar decisiones y respetarlas. Por supuesto, si queremos estimular esta habilidad debemos animar a los niños a tomar decisiones y, claro, después hay que respetarlas. Aunque hay que establecer algunos límites, es bueno que cada niño vaya generando sus ideas y opiniones propias. Puedes por ejemplo dejar que elija cómo quiere vestirse o preguntarle sobre algún cambio que quieras hacer en casa.
  • Dejarle fallar. Algo que hay que tener claro desde el principio es que hay que permitirles equivocarse, aun sabiendo que existe la posibilidad de una mala decisión. Mientras sea algo coherente, debemos dejar que experimenten y que aprendan de las consecuencias obtenidas.
  • Darle un papel de responsabilidad. Tanto para jugar como para idear un plan familiar, proponle que organice un juego y que se encargue él de crear las normas, que juguéis a disfrazaros y que él elija la temática o que vayáis a algún sitio a cenar y él busque y decida la opción final…
  • Jugar con él a que sea el guía. Un juego sencillo, pero educativo en este aspecto es que el niño se convierta en nuestro guía. Podemos vendarnos los ojos para que el niño nos dé ordenes sobre lo que hacer. Por ejemplo, nos debe decir cómo preparar la merienda o cómo poner una película paso a paso.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}