Fundamental en su progreso

Juegos de psicomotricidad para niños, ¿cuáles son y por qué son beneficiosos?

Aunque en el cole ya la trabajan desde muy pequeños, hay ideas fácilmente aplicables en casa para potenciar un trabajo fundamental en el desarrollo de los más pequeños de la casa.

Niño (Foto: iStock)
Niño (Foto: iStock)

Aunque la cuarentena hizo que la creatividad fluyera en los hogares con niños pequeños hasta el punto de que la casa se convirtió en un aula multiaprendizaje, nunca está de más conocer y compartir ideas que puedan ayudar a esos padres que en un momento quieren planificar actividades en casa. En este caso, sobre cómo trabajar la psicomotricidad en casa a través del juego. 

En internet hay muchísimas ideas, sobre todo en canales como Youtube, pero también son muchos los colegios y las instituciones educativas las que comparten juegos de psicomotricidad de forma altruista.

A nosotros en particular, las cinco ideas que mejor nos funcionan y, sobre todo, las que más juego nos dan porque ofrecen variantes y diversión asegurada para los niños, son estas cinco que compartimos contigo a continuación: 

Imitación de los movimientos animales

En el pasillo de casa o en la terraza si es amplia, podéis retar a los peques a imitar a distintos animales, yendo de un lado a otro de la estancia replicando la forma de avanzar de distintas especies. Se divertirán mucho y trabajarán la motricidad gruesa sin darse cuenta. 

Rayuela

Hay juegos tradicionales como la rayuela que son una forma ideal e trabajar la psicomotricidad porque exige a los niños concentración y coordinación. Así que si tenéis un pequeño patio en casa, coged la tiza y no dudéis en tirar de un clásico como este que sigue plenamente vigente en los recreos de los colegios.

Circuito casero

Es una de las ideas más versátiles y divertidas para trabajar la psicomotricidad en casa. Podéis hacer circuitos dibujando cartulinas con pies y manos, podéis incluir pequeños obstáculos a modo de conos, por ejemplo, y podéis variar tantas veces como queráis los circuitos para mantener la motivación en los niños. Eso sí, aseguraros en el caso de que sean cartulinas que están bien pegadas en el suelo, ¡no queremos resbalones!

La carretilla

Además de juegos tradicionales tipo rayuela, también se puede trabajar la psicomotricidad en casa haciendo la carretilla, otro clásico atemporal. Es verdad que cuanto más espacio dispongáis mejor, por lo que este tipo de actividades son más indicadas para casas con patio o con jardín. En caso de que así sea, añadid una dificultad al juego retándoles a transportar algún objeto de un lado a otro. 

Funambulismo y equilibrismo

Este juego sí que se puede hacer en todo tipo de casas, hasta en las más pequeñas. Basta con trazar una línea recta en el suelo y pedirles que no se salgan de ella. También se puede trabajar el equilibrio postural en bancos o productos similares, que sean seguros para los niños y no tengan riesgo de romperse por utilizarlos para este tipo de trabajo que potencia la coordinación y el ejercicio físico en los peques.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo