Aprender a escribir

Estas son las razones por las que tu hijo debería escribir a mano

Escribir a mano, lamentablemente, es cada vez menos habitual. Con la llegada de las nuevas tecnologías, los niños han pasado de escribir todo con papel y boli a hacerlo en una pantalla de smartphone, ordenador o tableta. Sin embargo, son muchas las razones por las que tus hijos deberían volver a lo de siempre.

La importancia de escribir a mano, ¡solo 15 minutos al día!
Fuente: iStock

Es una realidad: los nuevos planes educativos fomentan, cada vez más, el uso de las nuevas tecnologías dentro del entorno escolar. Planes que, lamentablemente, dejan cada vez más de lado la escritura manual con papel y bolígrafo.

En el colegio, lo que antes era un cuaderno ahora es una tableta y lo que antes era una pizarra con tiza, ahora es una pizarra digital. El bolígrafo de tinta ha sido sustituido por un boli inteligente, el dedo o un puntero.

Sin embargo, cada día son más los neurólogos y psicopedagogos que alertan del riesgo de sustituir los cuadernos y folios por las nuevas tecnologías. Por ello, son muchos los especialistas que recomiendan mantener la escritura a mano. Al menos, escribir con papel y boli durante 15 minutos al día desde la infancia. ¿Por qué? Pues porque aunque parezca irreal, reporta múltiples beneficios al desarrollo académico y cognitivo de los peques.

Sin ir más lejos, es el aliado de una caligrafía y ortografías impecables. Además, desarrolla la capacidad de redactar y leer a un ritmo más rápido de lo que consiguen las pantallas. “No olvidemos que la escritura es una de las habilidades básicas del lenguaje escrito, la cual nos permite plasmar nuestras ideas, opiniones, sentimientos o conocimientos”, afirma Tamara Chuvarovsky, experta en lenguaje y desarrollo infantil.

Escribir a mano mejora la comprensión lectora

Esta es, sin duda, la gran ventaja de escribir a mano. “Cuando el niño escribe en papel, tiene que pensar en las diferentes letras y en la manera correcta de escribirlas”, afirma Tamara.

Son muchos los estudios científicos que están de acuerdo con esta afirmación. De hecho, arrojan datos como que los niños que practican la escritura a mano suelen avanzar también en materias como Lectura y Ortografía: “escribir letras a mano cuando se están aprendiendo los sonidos activa los circuitos de lectura en el cerebro que favorecen la alfabetización”, explica la experta.

Esto hará que, por ejemplo, su creatividad y su autoestima mejoren a niveles considerables.

Escribir a mano, el mejor aliado para el aprendizaje infantil

La ventaja de la que hablamos anteriormente no es, ni mucho menos, la única que reporta la escritura tradicional con papel y bolígrafo. Sin ir más lejos, hace apenas unos meses investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología llevaron a cabo un estudio que demostró que escribir a mano mejora el aprendizaje y la memoria de los niños. “Escribir a mano crea mucha más actividad en las partes sensomotoras del cerebro. Muchos sentidos se activan presionando el lápiz sobre el papel o viendo las letras que escribes”, explicaban los autores.

Aparte de esto, son otras muchas las razones por las que tu hijo debería continuar escribiendo a mano, al menos el tiempo que se pueda y Tamara Chubarovsky nos las ha contado:

  • Mejora el conocimiento de la ortografía, ya que obliga a l que el peque asimile y preste más atención a la composición de las palabras. “Se trata de un aprendizaje consciente que le ayudará a ir asimilando las reglas ortográficas”, afirma la profesional.
  • Consigue mayor esfuerzo mental, ya que habrá que hacer una representación mental de las letras que se van a escribir.
  • Favorece la psicomotricidad fina porque requiere que trabaje su destreza motriz de la mano y la muñeca. Además, trabaja aspectos relacionados con la coordinación de la vista o la presión del trazo.
  • Permite adquirir una buena capacidad crítica y grandes habilidades de escritura, que son aptitudes importantes, sobre todo, en la vida adulta. Asimismo, impulsa a perfeccionar otras habilidades como la memoria, la atención o la concentración.

Eso sí, cabe destacar que la tarea de aprender a escribir no es nada fácil y requiere concentración y mucho esfuerzo. Para que a nuestros hijos no se les convierta en una labor pesada y aburrida hay que intentar que sea lo más fácil posible. Hacer juegos o cualquier actividad dinámica puede ser la mejor opción para ello.

También te puede interesar:
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo