Juguetes y educación

Los juguetes contribuyen al desarrollo emocional del niño

4 minutos

Los juguetes son importantes para los niños porque mediante ellos estimulan su inteligencia social y emocional.

También te puede interesar: Cuantos más juguetes, menos ilusión: guía útil para regalar y educar a los niños
niña oso

En Navidad, cumpleaños, celebraciones como la comunión… los niños reciben muchos regalos y muchos juguetes, es importante que tengamos en cuenta que los juguetes no solo sirven para divertirse sino que, mediante el juego con ellos, estimulan su inteligencia social y contribuyen al desarrollo emocional del niño, por lo que es importante que sepamos con qué juegan y si los juguetes son los adaptados a su edad y desarrollo.

"En una sociedad consumista como la actual, tradiciones como la Navidad se han convertido en una gran oportunidad para comercializar, creándonos una inmensa necesidad de adquirir productos”, señala María Díaz, psicóloga de Blua de Sanitas. Para evitar esta fiebre consumista, Díaz comenta que “entre 3 o 4 (juguetes) por niño sería lo más adecuado, ya que en caso contrario fomentamos el materialismo y no tanto el cuidado o el aprendizaje. De esta manera haremos además que la época de Navidad se centre más en los momentos de familia y en valores como el compartir”.

De poco sirve regalar setenta cosas si en dos semanas caerán en el olvido, además, si regalamos con cordura ellos aprenderán a apreciar cada uno de los juguetes que tengan y evitamos, también, la sobrestimulación que les generará, a la larga, sensación de frustración.

Además hay que recordar que “el tipo de juguete adecuado para cada niño es aquel que se adapte a su edad, nivel de desarrollo y personalidad, además de aportarle beneficios a su desarrollo psicomotriz, cognitivo e intelectual, emocional y social”, como afirma la psicóloga de Blua. Es preferible que sean juegos manipulativos y de construcción, favoreciendo así el desarrollo creativo; juegos simbólicos, que faciliten su desarrollo emocional y estimulen la inteligencia social. Elegir bien qué tipo de regalos y enfocarlos a la creatividad, al desarrollo emocional y al motor, así como que los papás hagan un esfuerzo por enseñar lo importante que es el tiempo de juego, serían las claves para fomentar el valor de compartir.

Hay que tener en cuenta que el juguete también tiene que guardar relación con la edad del pequeño y, por supuesto, evitar juguetes por capricho, para premiar o castigar, sino que han de cumplir la función de educar, mediante el desarrollo de valores y cualidades como la imaginación, la creatividad y la socialización, así como capacidades como la lectura o la música.

Mascotas, regalos bélicos y tecnología, ¿sí o no?

Es necesario tener en cuenta qué tipo de cuidados necesita una mascota y qué nivel de responsabilidad y compromiso hay que adquirir para su correcta atención. “En la primera etapa de desarrollo existe una predisposición para adquirir hábitos, emociones y valores y por lo tanto es una buena etapa para comprometerse con el cuidado de una mascota en casa”, afirma María Díaz.

Los animales ayudan a desarrollar áreas como la responsabilidad, la conciencia ecológica, o la empatía, que genera sentimientos de comprensión, humanización, y ayuda a gestionar las emociones para interaccionar de forma asertiva.

Concretamente, tener un perro como mascota puede reportar confianza y seguridad en nuestra socialización y generar compromiso mutuo de actividad física produciendo buenos hábitos saludables.

En el caso de tener como mascota a un gato, este aporta compañía, aumenta los estados de relajación a nivel de gestión del estrés y mejora nuestro estado de ánimo.

Sin embargo debemos comprender que esta responsabilidad recaerá también en nosotros, los adultos, y si no estamos dispuestos a asumir eso será mejor evitar una mascota en casa. Los cuidados y cariño que necesitan los animales suponen un enorme nivel de compromiso familiar.

Si, dicho todo esto, estamos concienciados con la decisión que hemos tomado entonces lo mejor sería adoptar un animal de algún refugio y así los niños también aprenderán el compromiso que supone una mascota a la vez que conocen la solidaridad de primera mano.

Con respecto a los regalos bélicos, “solo generan mensajes incongruentes con los que intentamos día a día transmitirles, y por lo tanto, deberían descartarse tanto en fechas señaladas como en otras etapas del pequeño”, afirma la psicóloga de Blua de Sanitas.

En cuanto a los regalostecnológicos, hay que cuestionarse qué beneficios y costes puede aportar a nuestros hijos, y si se sustituyen por otras actividades, tareas o juegos que despiertan la curiosidad. En un mundo digitalizado, es necesario tomar conciencia de lo importante que es mantener al niño al día de la realidad en la que vive, pero “sin duda no hacer de esto ni la principal vía de escape en momentos de tensión, ni tampoco el imprescindible recurso de distracción o entretenimiento. Es por esto que se recomienda una supervisión plena por los papás”, comenta la experta.

Etiquetas: jugar, juguetes material reciclado, niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS