Entrevista a Marilyn Vihman

“Los niños bilingües tienen más flexibilidad mental y cognitiva”

4 minutos

La experta en el desarrollo fonológico y adquisición del idioma bilingüe en edades temprana habla de las ventajas que supone para los niños hablar dos idiomas.

niños_bilingües

El bilingüismo tiene muchas ventajas evidentes, pero aún son poco conocidos los beneficios cognitivos y de control mental que proporciona el bilingüismo. La experta en el desarrollo fonológico y adquisición del idioma bilingüe en edades temprana, Marilyn Vihman, referente a nivel mundial en éste área, ha explicado algunas claves de cómo el bilingüismo agudiza la mente en la IV Jornada sobre el Bilingüismo en Edades Tempranas, organizada por el British Council School.

Una definición 'sensata' de bilingüismo explicaba Vihman, podría ser “la capacidad de funcionar en dos idiomas”, entendiendo que la palabra 'funcionar' puede variar según las necesidades y objetivos que tenga cada uno. En el casos de los niños, las expectativas son necesariamente menores lo que lleva a esta experta a constatar que “a menos que el niño tenga la necesidad de hablar en ambos idiomas, es decir, que tenga algún motivo para utilizar cada idioma en diferentes situaciones, con el fin de comunicarse con personas determinadas, no es probable que llegue a ser bilingüe”.

Una vez creada esa necesidad, hay que tener en cuenta, según Vihman, que cada bilingüe es único y diferente en función de variables como su aptitud, su motivación, su contexto familiar y social y su exposición a otra lengua.

Otros factores, son las circunstancias del aprendizaje, si ha sido simultáneo o secuencial y desde qué edad. Y, el nivel o la predominancia de un idioma sobre el otro, puede cambiar con el tiempo, según cambien estas variables. 

El bilingüismo en los niños es positivo

Para Vihman, lo que muchas investigaciones científicas han demostrado, contrariamente a lo que se solía pensar, es que “una persona bilingüe o multilingüe, no puede apartar una lengua mientras está hablando otra. Todas las lenguas que conoces están siempre, de alguna manera, activas en la cabeza, aunque haya una más activa cuando se está utilizando en una conversación”. Aún así, asegura, las otras lenguas están siempre “proponiendo posibles palabras y estructuras gramaticales”. Por eso lo importante, apunta, “es saber cómo se las apañan los niños para seleccionar la lengua correcta, cómo bloquean la otra y cuál es la implicación de esta coexistencia de varias lenguas activa al mismo tiempo mientras se está hablando”.

Al principio, los bebés empiezan a diferenciar los idiomas por la cadencia, los ritmos e incluso la voz de la que proceden. En las primeras etapas, la amplitud del vocabulario y la fluidez en las dos lenguas están estrechamente relacionadas con el grado de exposición del niño a cada una, “el uso y la práctica del lenguaje es clave para crear el conocimiento y la fluidez”, explica Vihman.

La habilidad de bloquear una lengua a favor de la otra se va haciendo más fuerte con los años hasta al final de la adolescencia, porque es la última función del cerebro en desarrollarse. Y, “cuanto más te comunicas en dos lenguas, más fuerte es esa habilidad para bloquear un idioma a favor del otro, lo que representa el efecto más importante del bilingüismo”

Esa capacidad de análisis y control constante que tienen los bilingües sobre las lenguas que coexisten en su cerebro les dota de una mayor flexibilidad cognitiva como ha quedado demostrado en un estudio comparativo realizado en Puerto Rico: “los niños que eran más flexibles cognitivamente al inicio del test se convirtieron en bilingües más rápido que los otros. Y los que se convirtieron en bilingües ganaron mucho más en flexibilidad cognitiva. Así que ambas cosa se ayudan mutuamente. El bilingüismo ayuda con la flexibilidad cognitiva y la flexibilidad te ayuda a aprender idiomas. Hay una interacción”, concluye Vihman.

La flexibilidad cognitiva también ha demostrado tener otras ventajas para los niños bilingües, según Vihman, ya que según muchos estudios, les dota a los niños de una mayor capacidad para concentrase en lo que realmente importa en una tarea, para bloquear los elementos de distracción, adaptarse a los cambios, realizar varias tareas al mismo tiempo y para resolver problemas”.

Fuente: British Council School 

 

Etiquetas: bilingüe, desarrollo intelectual, educación, educación bilingüe, niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS