Alimentación infantil

Los niños españoles consumen más proteínas de las recomendadas

La leche es necesaria para ayudar al crecimiento de los niños, su estructura ósea o su masa muscular pero la ingesta de proteína entre los niños españoles de entre uno y diez años está por encima de las recomendaciones europeas e internacionales establecidas.

niños
Fuente: iStock

La ingesta de proteína entre los niños españoles entre 1 y 10 años está por encima de las recomendaciones europeas e internacionales establecidas para la ingesta de proteínas, según apunta la última investigación publicada en la revista internacional Nutrients en el marco del Estudio EsNuPI (Estudio Nutricional en Población Infantil Española), llevada a cabo por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de la Nutrición (FINUT).

Las leches infantiles con menor cantidad de proteína de leche de vaca son mejores

Este estudio ha desvelado que los niños que consumen leches infantiles enriquecidas que aportan una menor cantidad de proteína que la leche de vaca, se adecuan mejor a las recomendaciones de ingesta de proteínas.

El estudio también ha aportado que el 12% de los niños en la población general de referencia y el 6% de los niños que consumen leches infantiles enriquecidas obtuvieron más del 20% de la energía proveniente de las proteínas.  

"El consumo de leche es de gran importancia en todas las etapas de la vida, pero especialmente en la infancia. La calidad de la proteína que se encuentra en la leche es elevada por contener todos los aminoácidos esenciales: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina, aminoácidos que no puede producir el cuerpo y deben proveerse con la dieta", explica Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada.

Además, añade, "esta proteína es fácilmente digerible y de alto valor biológico por lo que a pesar de que, según el Estudio, los niños españoles superan la ingesta de proteína total no se debería reducir el consumo de leche".

El Estudio EsNuPi se centró en analizar la ingesta habitual de proteína total en la población infantil española comparando dos muestras: la primera son los niños consumidores de cualquier tipo de leche, esto representa a la población española, y en segundo lugar los niños consumidores de leches infantiles enriquecidas. También se tomó en cuenta el origen y las fuentes alimentarias de las proteínas y la adecuación a las ingestas recomendadas por la European Food Safety Authority (EFSA) y el Institute of Medicine (IoM).

Esto no fue lo único que estudiaron, los investigadores se interesaron por los efectos de diferentes variantes sociodemográficas que podían afectar al consumo de una leche u otra. Al igual que las variables antropométricas, nivel de actividad física o nivel educativo en la ingesta de proteínas y se llegó a la conclusión de que el factor con más influencia en el consumo de proteína de ambas muestras fue la edad de los pequeños. Las proteínas se adquieren a través de los alimentos que consumimos y cumplen funciones muy importantes para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Una menor ingesta de la recomendada podría provocar un crecimiento inadecuado en los niños y, por el contrario, la ingesta excesiva de proteínas durante los primeros años de vida puede aumentar el riesgo de padecer varias enfermedades en la vida adulta.

Continúa leyendo