Naturaleza

Los niños que están en contacto con zonas verdes y naturaleza tienen mejores facultades cognitivas

Una mayor exposición diaria a los bosques, se asocia con notas más altas en desarrollo cognitivo y un menor riesgo de problemas emocionales para los niños. La conexión con la naturaleza también es fundamental para un mayor rendimiento académico.

naturaleza
Fuente: iStock

La naturaleza es sinónimo de desconexión de la ciudad para respirar aire puro, un momento de descanso que todos buscamos después de estar durante un largo periodo de tiempo entre edificios. La naturaleza es sanadora y es capaz de recomponernos cuando necesitamos un momento de escapatoria. Según un estudio publicado en la revista Nature Sustainability, ha determinado que los niños de ciudad que están en contacto con zonas verdes tienen buena salud y mejores facultades cognitivas. 

El estudio ha analizado a 3568 adolescentes de 9-15 años en 31 escuelas de Londres, para examinar las asociaciones entre los entornos naturales y el desarrollo cognitivo, la salud mental y el bienestar general. Los resultados obtenidos sugieren que las planificaciones urbanas para optimizar los beneficios de los ecosistemas vinculados al desarrollo cognitivo y la salud mental deben considerar cuidadosamente el tipo de entorno natural, como por ejemplo bosques o praderas. No cualquier zona verde puede aportar desarrollo emocional o cognitivo en los niños.

Frances Ming Kuo, investigador que estudia la asociación positiva entre la naturaleza y la salud humana, al igual que el comportamiento social y psicológico, cree que “Los entornos verdes son un componente esencial de un hábitat humano saludable". Ming Kuo resume diversos estudios de investigación que demuestran que los seres humanos se benefician de la exposición a entornos verdes (parques, bosques, etc.), por el contrario, las personas con menos acceso a lugares verdes presentan más síntomas médicos y una salud más pobre en general. Kuo utiliza la frase “Vitamina G” (G de Green por verde en inglés) para definir el rol de la naturaleza como un ingrediente necesario para una vida sana. La evidencia sugiere que, al igual que una vitamina, el contacto con la naturaleza y entornos verdes es necesario en dosis regulares y frecuentes.

¿Cuáles son los impactos positivos de la naturaleza en los niños?

Según un estudio de la Universidad del Estado de Carolina del Norte Facultad de Diseño, los espacios de aprendizaje al aire libre estimulan la diversidad de la experiencia de juego en los niños y contribuye a su sano desarrollo.

En la última década, los beneficios de conectarse con la naturaleza han sido bien documentados en numerosas investigaciones científicas. Estas investigaciones muestran que el estado de salud social, psicológica, académica y física de los niños se ve impactada positivamente cuando los niños tienen contacto diario con la naturaleza.

Algunos impactos positivos recogidos en el estudio de la Universidad del Estado de Carolina del Norte que aporta la naturaleza en los niños son:

  • Desarrollo de aspectos múltiples. La naturaleza ayuda al desarrollo cognitivo de los niños a nivel intelectual, social y físico.
  • Apoya la creatividad y resolución de problemas. Jugar en la naturaleza es especialmente importante para desarrollar las capacidades de creatividad, resolución de problemas y el desarrollo intelectual.
  • Mejora la nutrición. Los niños que cultivan sus propios alimentos son más propensos a comer frutas y verduras, mostrando niveles más altos de conocimientos sobre nutrición.
  • Aumenta las relaciones sociales. Los niños son más inteligentes, capaces de llevarse bien con otros y establecer lazos fuertes, más sanos y felices, cuando tienen oportunidades frecuentes de juego libre y no estructurado al aire libre.
Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo