5-6 años

Los tics pueden eliminarse

Los tics son movimientos automáticos, involuntarios y repetitivos, que a veces simulan actividades de la vida diaria, pero que carecen de intención: parpadeos, guiños, tocarse el cuello o las gafas...

Los tics pueden eliminarse

Los tics se dan cuatro veces más en niños que en niñas, y no se trata de una enfermedad de origen físico (aunque a veces empiezan a partir de una molestia objetiva, como una conjuntivitis o una prenda que aprieta), sino que su causa está en un problema emocional y aumentan en momentos de emoción o ansiedad.

Algunos tics son pasajeros y desaparecen pasado algún tiempo si no les prestamos atención ni agobiamos al niño. Otras veces son más persistentes y tienden a instalarse.

Recomendaciones sobre los tics

Para cualquiera de los casos, aquí van unas recomendaciones:

  • No hay que tratar de que el niño reprima los tics a la fuerza, ya que suele lograrse lo contrario: que aumenten los tics, la tensión y la ansiedad.
  • El tratamiento ha de ser por vía indirecta: no se ataca al tic, sino sus causas, es decir, hay que solucionar los conflictos afectivos que están en su base.
  • La mejora será gradual, disminuirá poco a poco la frecuencia e intensidad.
  • Los padres nerviosos y apremiantes favorecen los tics. Deben reducir en lo posible la tensión en el hogar y en torno al niño y aumentar la comprensión, el afecto y el diálogo.
  • Es importante averiguar qué puede causar estos gestos incontrolados (dificultades escolares, complejos, celos u otros problemas). Todo lo que se haga para que el niño adquiera seguridad en sí mismo y se libre de sentimientos de culpa, vergüenza o timidez le será de mucha ayuda.
  • Los ejercicios de relajación y de respiración o el deporte pueden ser de mucha ayuda.
  • Si los tics se hacen persistentes, tiene que intervenir un especialista (psiquiatra, psicólogo o ambos), que podría recetar alguna medicación.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS