Maltrato psicológico en la infancia

Maltrato psicológico en la infancia: así puedes detectarlo

El maltrato físico es fácil de detectar pero, ¿qué pasa con el maltrato psicológico infantil? Una forma muy sutil de maltratar que, incluso, puede llegar a darse sin intención de ello.

Según el estudio Psychological Trauma: Theory, Research, Practice, and Policy, los niños que han sufrido maltrato psicológico tienen consecuencias iguales o mayores que aquellos que han sido abusados física o sexualmente.

“El maltrato psicológico implica un patrón repetido del cuidador o un incidente grave, que conlleva a que el menor sienta que no vale nada, que no es deseado o querido, se siente despreciado, explotado o que no se atienden sus necesidades”. Así definen este tipo de maltrato desde el Consejo General de la Psicología de España.

A priori, pensamos que todos estamos preparados para detectar casos de maltrato psicológico en la infancia pero, ¿realmente esto es así? Este tipo de maltrato puede ser tan sutil y llevarse a cabo de una manera tan subliminal que puede no ser fácil de detectar en todos los casos. Y, sin embargo, como dice el estudio, las consecuencias de sufrirlo pueden ser desastrosas para el menor a corto y medio plazo.

De acuerdo a las conclusiones de ese estudio se posiciona Beatriz Saguar, coordinadora del departamento de infantojuvenil y familia de Psicólogos Pozuelo: “Las consecuencias de sufrir maltrato psicológico en la infancia son realmente graves”, explica a Ser Padres. “Estos niños suelen crecer con la idea de que el mundo no es un lugar en el que confiar y que sus necesidades no son importantes”.

“Además, los niños suelen ir creando, a partir de esa situación de maltrato, en caso de que sea prolongado, un modelo en el que basar sus relaciones posteriores, así como una forma específica de regularse emocionalmente que no es la más sana”, continúa Rafael San Román, psicólogo en ifeel.

¿Se puede maltratar psicológicamente a un niño sin darse cuenta de ello?

“No debemos pensar en el maltrato psicológico únicamente como insultar a los hijos o ser agresivos verbalmente con ellos”, cuenta San Román, quien afirma que es posible realizar un tipo de maltrato más sutil y más ambiguo que se da en casos en los que los padres creen estar haciendo lo correcto, cuando en realidad es dañino para el menor.

Eso sí, tanto él como Saguar coinciden en recordar que en este caso no estaríamos ante un maltrato, sino ante una ‘forma de negligencia’. “Se da en situaciones en las que hay un déficit en las labores de cuidado y de atención del niño por parte de los padres o cuidadores”, completa la profesional.

Esta negligencia viene dada cuando los padres tienen una falta de conexión con esas labores de cuidado y que suelen darse, por ejemplo, en momentos en los que se vive una crisis en la familia (crisis por una enfermedad, por un episodio de malos tratos domésticos o una situación económica difícil).

Además, esa negligencia también puede venir dada por costumbre: “Nuestro estilo como padres se nutre de muchos factores, como lo que aprendimos del modelo que nuestros padres tuvieron con nosotros, de nuestra personalidad o de nuestras necesidades no cubiertas, entre otras”, explica San Román. Por eso, muchas de las cosas que dañan a los niños se hacen de manera automática, porque no se tienen otros recursos o porque, verdaderamente, se cree que es lo correcto y, en realidad, se están dañando sus emociones. “El problema está cuando tenemos pocos recursos parentales o importantes necesidades no cubiertas, ya que se verá reflejado de manera negativa en nuestro modelo de crianza”, completa.

Hablamos de negligencia si los padres no están disponibles emocionalmente de manera frecuente, son fríos, manipuladores, chantajistas. Obviamente todos somos fríos alguna vez, todos nos manipulamos unos a otros, el problema es cuando esto es una de las características nucleares de la relación. Y muchas veces no somos conscientes de ello: simplemente hacemos con los hijos lo que sabemos hacer, lo que en ese momento pensamos que está bien.  

¿Cómo identificar un maltrato psicológico infantil?

No siempre está claro cuando hay un maltrato o qué aspecto del comportamiento puede estar relacionado con un cuadro de este tipo.

Sin embargo, hay algunas señales que se repiten en muchos niños víctimas de ellos. Estas son, de acuerdo a ambos profesionales:

  • Niños con apariencia inhibidas, con síntomas parecidos a la depresión
  • Desmotivación y apatía
  • Niños que, de repente, hablan poco
  • Cambios en el comportamiento
  • Palabrotas, irascibilidad, insultos, malas contestaciones
  • Regresiones en el sueño o en el aprendizaje
  • Niños huidizos
  • Niños con actitud extremadamente adulta
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo