Desarrollo infantil

Menos memoria, menos atención: consecuencias de la contaminación en niños

5 minutos

El tráfico es la única fuente de partículas finas asociada con un menor desarrollo cognitivo en niños. Un estudio sugiere la influencia de la contaminación ambiental por microparticulas en la capacidad de aprendizaje de los niños.

contaminacion niños

¿Cómo afecta la contaminación del tráfico en el desarrollo infantil? Esta es la gran incógnita que los científicos quieren averiguar. Con este nuevo estudio queda demostrada la mala influencia de la contaminación ambiental por microparticulas en la capacidad de aprendizaje de los niños. Los científicos pone de manifiesto, con un nuevo estudio, la creciente preocupación por los efectos de la contaminación ambiental. En este caso, se trata de un estudio dirigido por investigadores del CREAL, centro aliado de ISGlobal, y publicado en la revista Environmental Health Perspectives el que ha explorado el papel de la contaminación del aire en las escuelas sobre el desarrollo cognitivo.

Algunos estudios previos habían reportado una asociación entre la exposición a la contaminación del aire procedente del tráfico y un menor crecimiento en las capacidades de aprendizaje. “Sin embargo, se ha investigado muy poco el papel en el desarrollo cognitivo de los componentes de la materia particulada (PM, por sus siglas en inglés) o de otras fuentes diferentes al tráfico”, comenta Xavier Basagaña, investigador del CREAL y el primer autor del estudio.

Los investigadores de CREAL han hallado que el tráfico es la única fuente de partículas finas que se asocia con una reducción en el desarrollo cognitivo. “Por tanto, la reducción de la contaminación atmosférica procedente del tráfico en las escuelas primarias puede tener efectos muy beneficiosos sobre la cognición”, concluye Jordi Sunyer, codirector de CREAL y coordinador del estudio.

¿Cómo afecta la contaminación?

Le hemos consultado al Dr. Alberto Puche, neuropediatra y experto de Doctoralia sobre cómo afecta realmente la contaminación en el desarrollo cognitivo y nops ha explicado que "sabemos que la contaminación puede influir negativamente sobre las funciones del sistema nervioso central que influyen en los aprendizajes (memoria, atención, etc) y conocemos algunos mecanismos por los que el cerebro es dañado, aunque son precisos más estudios en este sentido para poder hacer una labor preventiva más eficaz."

Graves efectos sobre el aprendizaje

El neuropediatra consultado considera que "se trata de un hecho realmente preocupante, tanto por la repercusión en la salud en general, como por las consecuencias que puede provocar en los aprendizajes de los niños de educación primaria, dado que en la publicación motivo de este comentario queda clara la relación entre la exposición en la escuela a altos niveles de micropartículas procedentes del tráfico rodado y un menor desarrollo cognitivo con repercusión sobre el rendimiento académico (memoria de trabajo, memoria de trabajo superior y falta de atención). Los autores consideran que los efectos negativos sobre el aprendizaje son duraderos y tienen consecuencias para el resto de la vida."

El estudio

En el estudio se realizó en 2.618 niños de 39 escuelas de Barcelona, con una edad media de 8,5 años. A lo largo de cuatro visitas espaciadas en el tiempo, los escolares completaron pruebas computarizadas para evaluar la memoria de trabajo, que es la función ejecutiva del cerebro que trata múltiples piezas de información de forma transitoria, la memoria de trabajo superior, que es aquella que involucra procesos más complejos, y la falta de atención. En paralelo, los investigadores midieron la materia particulada de menos de 2,5 micrómetros de diámetro (PM2.5) tanto en el aula como en el patio y a lo largo de dos campañas de una semana.

Los resultados de la investigación

contaminación en niños

Mostraron que un incremento de 4 microg/m3 de las PM2.5 en el interior de las escuelas debido al tráfico cercano se asoció con reducciones del crecimiento anual del 22% en el caso de la memoria de trabajo y del 30% en la memoria de trabajo superior. En lo que se refiere a la escala de falta de atención, las diferencias a lo largo de un año alcanzaron el 11%. “Ninguna de las otras fuentes de PM2.5 se asoció con efectos adversos sobre el desarrollo cognitivo”, concluye Xavier Basagaña.

¿Qué podemos hacer los padres?

SEGURO QUE TE INTERESA...

El Dr. Alberto Puche, neuropediatra nos explica lo que podemos hacer los padres:

1. Prestar apoyo a las campañas de concienciación social sobre la repercusión negativa que la contaminación ambiental tiene en nuestra salud y de la importancia de tomar medidas drásticas en este sentido.

2. Disminuir las fuentes contaminantes, comenzando por acciones de lucha individual (reciclaje y ahorro de energía en nuestras casas, ahorro de agua, evitar el empleo de productos contaminantes como los plásticos, etc).

En opinión del neuropediatra "serán acciones de tipo gubernamental las que podrán paliar de forma más efectiva los efectos de la contaminación, elaborando leyes, decretos, directivas y demás instrumentos legales a su alcance. Y es preciso buscar fuentes alternativas de energía y en definitiva, destinar más dinero a la lucha contra la contaminación ambiental."

Otros estudios científicos lo avalan

SEGURO QUE TE INTERESA...

En 2008, Calderón-Garcidueñas y colaboradores, en la revista Toxicol Pathol, publican un artículo, en el que demuestran como la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica, está asociada a inflamación del cerebro, alteración de la barrera hematoencefálica con paso de micropartículas contaminantes y acumulación de sustancias que pueden provocar degeneración del sistema nervioso central (cerebro).

Más recientemente en 2013, Yueh.Hsiu Mathilda Chiu y colaboradores publican en la revista Environ Health Perspect un trabajo bien elaborado en el que examinan la asociación entre el carbón negro que es un marcador de contaminación por tráfico rodado y la capacidad para prestar atención en un grupo de 174 niños de edades comprendidas entre los 7 y 14 años. Llegan a la conclusión de que la mayor exposición a este contaminante, aumenta los errores por falta de atención y también incrementa el tiempo de reacción, repercutiendo todo ello en el rendimiento académico.

Amato F. y colaboradores, en 2014 publican un trabajo científico en la revista Aci Total Environ, en el que hablan sobre las fuentes de partículas contaminantes en interior y exterior de las aulas. Llegan a la conclusión de que la concentración de partículas procedentes del tráfico rodado es el doble en las aulas que tienen ventanas orientadas directamente a la calle. Esto pone de manifiesto la importancia de la planificación urbana a la hora de prevenir la exposición de los niños a las emisiones del tráfico.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS