¿Una educación diferente para mi hijo?

Método Kumon: ¿en qué consiste?

El método Kumon es un sistema de aprendizaje japonés basado en dos programas: uno de matemáticas y otro de lectura. Su principal objetivo es desarrollar el potencial de aprendizaje de los niños. Para conseguirlo sus claves son: motivar al alumno, mejorar su rendimiento académico y aportarle autoconfianza.

¿En qué consiste el método Kumon?

Kumon es un sistema de aprendizaje desarrollado por un profesor de matemáticas japonés cuyo hijo tenía dificultades en esa asignatura.

Más tarde el mismo profesor comenzó a desarrollar programas de lectura al darse cuenta del vínculo que existe entre la formación lingüística y la capacidad de estudio.

El sistema está compuesto por esos dos programas, el de matemáticas y el de lectura, que buscan desarrollar el potencial de aprendizaje de cada estudiante. Ambos están divididos por niveles.

“Por ejemplo, en el caso de matemáticas, se abarcan contenidos desde Educación Infantil hasta Bachillerato: desde ejercicios de contar y trazado de líneas hasta cálculo diferencial e integral o incluso estadística. El objetivo es que los alumnos adquieran capacidades y hábitos que les permitan obtener el máximo rendimiento en sus estudios”, explica Aurelio Sánchez, responsable de los servicios generales de Kumon en España.

Está diseñado para que los alumnos lo practiquen como actividad extraescolar dos veces a la semana durante media hora cada día y el resto de los días lo trabajen en su casa (basta con unos pocos minutos diarios).

La implicación de los padres: clave

La labor de los padres es uno de los aspectos en los que el programa hace más hincapié.

 

Gran parte del éxito de la metodología se basa en un triángulo cuyos vértices serían los alumnos, los profesores y los padres.
Los padres tienen dos tareas fundamentales :

  • Una es la calificación de los ejercicios que realizan sus hijos cada día que trabajan en casa, que les llevará muy poco tiempo porque los profesores de Kumon les facilitan libros correctores para que no tengan que dedicar más que un par de minutos cada día.
  • Una segunda tarea es la de motivar continuamente a sus hijos para valorar el esfuerzo que están realizando diariamente.

¿Niños autodidactas?

El autodidactismo es otro de los objetivos y se basa en la máxima que dice que es mejor enseñar a alguien a pescar que darle el pez.

Trasladando este pensamiento al método Kumon, llegamos a la conclusión de que es más importante dar a un alumno las herramientas para que aprenda por sí mismo que enseñarle algo.

Con esta filosofía, el objetivo es que los estudiantes adquieran habilidades que resulten útiles durante toda la vida.

Además, el niño estudia contenidos que se encuentran por encima del nivel escolar, es decir, contenidos que nadie le ha explicado previamente. Por lo tanto, se enfrenta con éxito a tareas que son novedosas para él y eso, sin duda, es una experiencia muy gratificante.

¿Dónde puede estudiar mi hijo con este método?

Hay 201 centros distribuidos por toda España, algunos están ubicados en los propios colegios, que imparten Kumon como actividad extraescolar, y otros son centros propios.

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS