Vuelta al cole

Mi hijo no quiere volver al colegio: ¿qué puedo hacer?

Volver a las rutinas y a separarse de sus figuras de apego después de unos meses de vacaciones es duro para muchos niños. Por suerte, podemos ayudarlos con la vuelta al cole si nos adelantamos a ella.

No lo podemos negar: el final del verano es duro para todos, no solo para los niños. Lo que también es cierto es que, si a los adultos se nos hace un poco cuesta arriba, a los pequeños de las casa les cuesta el doble volver a la vida que tenían antes de vacaciones.

vuelta al cole
Fuente: iStock

Cuando son tan pequeños, tienen la capacidad de resetear por completo su cerebro en los dos meses y algo que han estado alejados de las rutinas, de las clases, de sus compañeros y también de las tareas y la adquisición de conocimiento. Porque, no nos engañemos, por mucho que intentemos mantener todo esto en verano, lo cierto es que las vacaciones es tiempo para disfrutar y descansar (sobre todo, si eres un niño).

Así que, prevemos que esta vuelta al cole volverá a ser dura para muchos. Sobre todo para esos niños que se niegan a volver al colegio en los últimos días de vacaciones. Para todos los padres que se tengan que enfrentar a un 'No' por parte de sus hijos a la pregunta de si tienen ganas de volver a clase: no pasa nada. Es completamente normal que algunos niños no quieran volver. Han pasado varios meses pasando mucho tiempo de calidad con sus padres y les puede costar separarse de sus figuras de apego. Os hará falta un poquito de paciencia y, os prometemos, que pasará.

Porque sí, hay cosas que podemos hacer los padres en casa los días previos a empezar el cole que pueden ayudar a los niños a que esta vuelta a la vida real no sea tan dura para ellos. Y no lo decimos nosotros, los expertos en educación, crianza y psicología infantil se han encargado de dejarlo claro a lo largo de los años.

Vuelve a las rutinas antes de que vuelvan al colegio

De acuerdo a los expertos del Colegio Mirasur, de Madrid, es importante que los niños vuelvan a adquirir los hábitos de sueño habituales unas semanas antes de empezar el colegio. Aprovechando los últimos días del verano, esa vuelta a las rutinas de sueño podemos hacerla de manera gradual.

“Lo ideal es que una semana antes del inicio del curso los niños empiecen a acostarse y a levantarse 30 minutos antes hasta llegar al horario que tendrán una vez que se inicien las clases”, afirman en un comunicado público.

Esto se traslada de igual forma a los horarios de comida habituales: habrá que empezar a comer y cenar, progresivamente, a la hora que lo harán una vez que vuelvan al colegio.

Con este sencillo gesto conseguiremos que el primer día de colegio no tengan tanta pereza por despertar, pues ya estarán prácticamente habituados de nuevo.

Adelantaos a las compras para que estén más contentos

Otro consejo muy práctico para conseguir que a los peques no les cueste tanto la vuelta al cole es hacerles partícipes de todos los preparativos los días (o las semanas) previos. De esta manera, elaboraremos junto a ellos la lista del material, iremos de compras juntos, les dejaremos elegir el material que más se adecue a sus gustos, personalizaremos junto a ellos las cosas,…

Acompaña emocionalmente a tu hijo, sobre todo durante los primeros días

Por último, queremos hacer mención especial a los padres de esos niños que se niegan una y otra vez a volver al colegio. Si, durante los últimos días de vacaciones has preguntado a tu hijo si le apetece volver al cole y la respuesta es un ‘No’ rotundo una y otra vez, probablemente, los primeros días no sepa gestionar bien las emociones y tengas que enfrentarte a alguna que otra rabieta (sobre todo en la hora de entrada).

Además, los niños no son los únicos que lo pasan mal: separarnos de ellos después de todos los meses de verano también es un trago un poco duro para nosotros, los padres. Es muy importante nuestro comportamiento para evitar que la vuelta al cole sea aún más dura para ellos. ¿Cómo conseguirlo? Con estos consejos:

  • Entiende y valida su rabieta, en caso de que se produzca a la entrada del colegio
  • No montes un drama: por muy duro que sea, dale un beso y un abrazo y despídete recordándole que dentro de un rato estarás de vuelta a por él
  • Utiliza alguna técnica para paliar sus nervios, como el truco con las gomas del pelo de esta madre
  • Si ves que tu hijo está sufriendo mucha ansiedad por volver al cole y no te ves capaz de ayudarle, habla con sus profesores y, si es necesario, con algún profesional que os dé pautas para conseguir que se relaje
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo