Expresión corporal para el desarrollo

¿Por qué es tan importante la expresión corporal para los niños?

La expresión corporal ayuda a controlar el movimiento del cuerpo, a tener un crecimiento saludable y a mejorar la confianza y seguridad en uno mismo.

También te puede interesar: ¿Por qué es especialmente interesante el teatro en la etapa infantil?
¿Por qué es tan importante la expresión corporal para los niños?

El niño de 3 a 6 años expresa la vida en movimiento. El cuerpo es el vehículo con el que puede internalizar el mundo y responderle. El cuerpo es su instrumento y el espacio es el ámbito de vida para ese instrumento. Controlando el tiempo y el espacio, el cuerpo comenzará a escribir su partitura vital y musical.

Beneficios de la expresión corporal

A través del movimiento y la expresión corporal, los niños de estas edades logran un desarrollo físico adecuado: el crecimiento saludable del cuerpo, la seguridad en su dominio, el mantenimiento de la flexibilidad, el desarrollo de las capacidades naturales para moverse, correr, saltar y girar; también el equilibrio, la coordinación y el control necesario para su desarrollo evolutivo.

Pero además de estas capacidades físicas, la expresión de los niños a través del cuerpo y el movimiento incide de manera clara en el desarrollo de su inteligencia emocional así como en aspectos sociales y creativos.

Movimiento según su edad

Es muy importante que el niño pueda vivir una progresión del movimiento de acuerdo a la etapa evolutiva por la que atraviesa.  En un principio, se tratará de orientarle a que pueda expresar corporalmente lo que llamaríamos movimientos descontrolados, expresar su subjetividad, su forma personal a través de:

  • Movimiento/ inhibición del movimiento.
  • Juegos con movimientos opuestos (rápidos/lentos; tensos/laxos; sinuosos/rectos).
  • Mover su cuerpo en diferentes trayectorias libres por el espacio. 
  • Realizar movimientos de locomoción con músicas diversas.
  • Manejo de objetos y juegos de movimientos compartidos.
  • Diversas acciones y situaciones básicas.

Aprender a controlar el cuerpo

La comprensión rítmica pasa por el control de los impulsos nerviosos a través del sistema muscular. De esa manera, los movimientos que, en un principio, fueron descontrolados podrán ir dirigiéndose hacia movimientos rítmicos. Pero esta incorporación del ritmo en los movimientos debe hacerse sin perder el juego, el placer y expresión individual.

Se trata de acompañarle en un proceso en el que lo fundamental sea siempre un “yo siento” en vez de un “yo sé”.

 

 

Fuente: G.A.C.I. (Grupo de Arte y Cultura para la Infancia) del teatro Tyl Tyl.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS