¿Por qué sería bueno que tu hijo aprenda a tocar el piano?

La música ayuda a los niños a desarrollarse. El piano es uno de los instrumentos más reclamados por pequeños y mayores. ¡Conozcamos qué encantos esconde!

¿Sabías que el 29 de marzo se conmemora el Día Mundial del piano? El motivo es muy curioso: este día es el 88 del año y, concretamente, 88 son las teclas que tiene el piano. Este instrumento, inventado en el siglo XVIII, es uno de los reyes de los instrumentos y es un elemento ideal tanto para el aprendizaje de los niños como para la escucha de los bebés.

 

Los beneficios del piano en niños

En el colegio se fomentan los beneficios de la música porque su estimulación aporta innumerables ventajas tanto a nivel emocional, intelectual y físico. Con motivo del Día Mundial del Piano, no queremos dejar pasar la oportunidad de conocer por qué es tan popular y los beneficios que aporta este instrumento a los más pequeños.

Está claro que La música es la perfecta aliada para calmar los ánimos, celebrar las alegrías y las buenas nuevas. Siempre estamos tarareando alguna nana, canción o nos inventamos una a la marcha cuando estamos adormeciendo a nuestros hijos. Y es que, uno de los mayores beneficios de la música sobre nuestro bienestar es precisamente ese: nos ayuda a relajarnos.

Pero, ¿qué pasa con el piano y los niños? Una investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts llegó a la conclusión de que los niños que tocan el piano tienen mayores habilidades lingüísticas que el resto de los niños de su edad. Saben desenvolverse en ejercicios de comprensión lectora, escuchan más rápido y tienen la capacidad de distinguir el habla del ruido de fondo.

Además, aprender el piano o cualquier otro instrumento reporta beneficios sobre el desarrollo de los peques tales como el trabajo de la disciplina, la concentración o, incluso, la imaginación y la creatividad si hablamos de crear melodías.

¿Cómo conseguir que los peques no se aburran del piano?

Si queremos que nuestros peques aprendan a tocar piano (o cualquier otro instrumento) y no queremos que se aburran en el intento, lo mejor que podemos hacer es combinar ese aprendizaje con el juego. Y es que, en edades tempranas este es el mejor vehículo de aprendizaje, así que ellos verán las lecciones como un mero entretenimiento. ¿Cómo? Ahí van algunos consejos:

  • Enseñando las partituras de las canciones de sus dibujos animados favoritos (o pidiéndoles que digan qué canción les gustaría saber tocar)
  • Inventar juegos para tocar partituras fáciles
  • Improvisar para que tengan ganas para el siguiente encuentro con este noble instrumento

Aparte de estos, el mejor consejo para que los peques aprendan piano es apuntarlos a clases particulares. Así tendrán contacto directo con un profesor musical. Las clases pueden ser presenciales u online.

Para las familias que no puedan permitirse pagar clases en la academia, también existe la opción de aprender a través de aplicaciones. Gracias a la tecnología estas herramientas son interactivas y muchas de ellas gratuitas. A lo mejor hay un pequeño o pequeña Mozart en casa y aun no lo sabemos, y ¡hay que descubrirlo!

¿Existe una edad recomendada para empezar con las clases de piano?

No hay una edad perfecta para que los niños aprendan, pero la recomendación oscila entre los cuatro y los cinco años. Cada niño es diferente porque no todos tienen los mismos tiempos para hacer las cosas. Lo mejor es probar y que el niño decida lo que necesite.

El aprendizaje da sus frutos

Aquí te dejamos la actuación de Valentín Villamizar, un niño colombiano de cuatro años que actuó en el certamen Online Popular Piano Competition, un concurso mundial donde los jóvenes aspirantes muestran sus dotes musicales y artísticas.  

Continúa leyendo