Momento clave

Primer día de colegio: ¿cómo preparar a los niños para él?

Curiosamente puede llegar a ser más dura la vuelta tras un largo parón de vacaciones para los peques que ya saben lo que toca que para aquellos que se enfrentan a lo desconocido por primera vez.

Primer día de colegio
Primer día de colegio (Foto: depositphotos)

El primer día al cole es todo un acontecimiento familiar. No hay papá o mamá que no se acuerde de ello durante toda su vida. Puede que no lo haga de la vuelta al cole tras largos parones de vacaciones en años venideros, pero el primero en la vida de su pequeño no se olvida jamás. 

Este es un momento importante por muchas razones, de los que dejan huella. No en vano, salvo que haya ido a la escuela infantil previamente, es la primera vez que se aleja de su vínculo más cercano y pasa a convivir durante la mayor parte del día en un entorno nuevo, con muchos más niños y con nuevos adultos a su cargo. Y lo hace a sus dos o tres años, dependiendo en qué mes naciera. No deja de ser muy pequeño.

Por lo tanto, el trabajo previo para preparar este día es fundamental, y en cierto modo debe ser doble. Es tan importante que se haga con el pequeño pero también con uno mismo, para que cuando llegue el momento el niño note seguridad y tranquilidad en su mamá y su papá, y no se añada así incertidumbre y ansiedad a un contexto que ya será muy ajeno para el menor. 

Comunicación honesta y positiva

La narrativa es parte principal de todo este proceso de preadaptación al cole. Con esa edad ya entienden perfectamente y se puede entablar una conversación con ellos en la que asimilen poco a poco, aunque no sepan muy bien en qué consiste eso del cole porque el concepto del tiempo no lo dominan a gran escala, qué es lo que va a ocurrir muy pronto en su vida.

Tan importante es explicarle el cambio como hacerlo en clave positiva, y para ello lo más interesante es vincular el cole a diversión, juego, relaciones sociales con iguales y aprendizaje. Es un error muy típico de los adultos vincular la vuelta al cole con mensajes de pena y negatividad. 

Involucrar al niño en la preparación

Si tenéis la posibilidad de llevarle unos días antes al cole, aunque sea por fuera, para reforzar la narrativa con una imagen, conviene hacerlo, ya que le ayudará a hilar lo que sus papás le vienen contando desde hace tiempo. También es muy útil hacerle partícipe de la preparación del material y ropa para su estreno en la vida escolar, ya que les reforzará la ilusión y tendrán un incentivo, estrenar todo eso, cuando llegue la hora de la verdad.

Adaptación de rutinas

Por otro lado, es prioritario readaptar las rutinas de horarios con cierto margen para que no tengáis que hacerlo de forma traumática y repentina. No hace falta que sea un mes antes, pero a partir  de la semana anterior se deben ir modificando poco a poco los horarios en casa para que se asemejen lo máximo posible al que tendrá el peque en el cole.

Adelantar la hora de irse a la cama supondrá que se despierte antes y también así se podrán adelantar las comidas. Pero no solo es importante adelantar todas estas acciones, sino también mantener dichos horarios, que el horario sea lineal y no cambie cada día. Más que nada porque así será también cuando arranque el cole.  

Ayudar en su desarrollo

Por último, aunque esto requiere de un trabajo previo más prolongado, hay que tratar de ayudar al peque a que llegue al primer día de cole controlando sus esfínteres si estaba en ello durante el verano. Le hará la vida más fácil, desde luego, de igual forma que lo hace que se haya desapegado al chupete de forma definitiva, al menos en lo que respecta al día, porque no podrá llevarlo en el colegio con casi toda seguridad.

Con el pañal no se trata de forzar nada, pero sí de reforzar ese esfuerzo que seguramente hayan hecho en verano por quitárselo en caso de que no lo hubieran hecho ya antes.

Continúa leyendo