Exceso de regalos

¿Qué hacemos con tantos regalos tras la Navidad o el cumple?

Acumular un número demasiado elevado de juguetes tras las Navidades o el cumpleaños puede provocar algunos problemas en los pequeños, como volverse insaciables o no saber apreciar el valor de las cosas, valores que estamos seguros NADIE quiere transmitir.

También te puede interesar: 9 consejos para NO pasarse con los regalos de los niños
¿Qué hacemos con tantos regalos tras las Navidades?

La Navidad es una época en la que tendemos a tener excesos de todo tipo, en la comida, las fiestas y las compras. Eso se debe a que, en muchas ocasiones, relacionamos la exhuberancia con unas mejores fiestas o, incluso, con una mayor sensación de bienestar y felicidad. En este sentido, no podemos negar que este comportamiento se extiende hasta nuestros niños y el número de regalos que piden a Papá Noel y los Reyes Magos, que crece cada año bajo el árbol o a los pies del Belén. Como ya os contabámos en el artículo sobrel exceso de regalos merma la ilusión de los niños, existen numerosas teorías para no pasarnos con los regalos: la ley de los 4 regalos es la más conocida pero somos conscientes que en nuestras familias es complicado frenar y limitar el números de presentes.

Esta situación lleva a muchas familias a preguntarse qué hacer con tanto regalo después de las fiestas, ya que la pila de juguetes es cada vez más alta y los peques pueden llegar a sentirse abrumados con tal cantidad de obsequios. Entre otros muchos problemas que puede acarrear esta situación a la que los expertos denominan el “Síndrome del Niño Hiperregalado”, están que los niños se vuelven insaciables, caprichosos o egoístas.

Según la edad de nuestro hijo, los más pequeños hasta se habrán fijado más en la caja de cartón en la que venía el juguete o incluso en el propio envoltorio que en el regalo en sí.

 

De hecho el día de los Reyes Magos el profesor de Educación Primaria, escritor, asesor educativo y conferenciante, Óscar González nos lo recordaba en su Twitter.

Entonces, ¿qué podemos hacer con este exceso de regalos? 3 ideas

Para evitar esta situación, los expertos pedagogos de los cuadernos didácticos Rubio quieren compartir una serie de consejos que ayudarán tanto a mamás y papás, como a los más pequeños, a conservar la cantidad perfecta de juguetes tras las celebraciones, que son entre cuatro y cinco. 

Donar los juguetes que ya no utilizan. Una vez han recibido los nuevos juguetes, nuestros hijos e hijas los sustituirán, sin lugar a dudas, por aquellos que les parecen anticuados o de los que ya se han aburrido. Es en este momento en el que los padres y madres debemos hacerles entender la importancia de donarlos a los niños menos favorecidos, ya que así les podrán brindar unas felices fiestas con algo que ellos no volverán a utilizar. Una vez hayan decidido de qué objetos van a prescindir, resulta tan sencillo como dirigirse a la Cruz Roja o informarse sobre los puntos de recogida de juguetes de cada ciudad. 

Racionar el uso de los nuevos regalos. Una forma de que la ilusión de la Navidad y el cumpleaños les dure por un tiempo mayor es dejar que seleccionen la mitad de los juguetes de los que han recibido y guardar el resto para unos meses más tarde, cuando ya tengan demasiado vistos los primeros. De este modo, aunque en el momento de abrir los regalos parezca que hay demasiados, conseguiremos que los niños no pierdan el interés por ellos tan rápido. 

Guardarlos para eventos señalados. Nuestros hijos lo quieren todo, y es por eso que los expertos defienden la importancia de hacer la lista de regalos para Navidad junto a ellos, así evitamos que se ilusionen por alguna cosa que no van a poder recibir. Pero si, aun así, aparecen demasiados paquetes bajo el árbol, podemos reservar algunos de ellos para otras fechas, como celebraciones de buenas notas.

 

 

Etiquetas: autoestima, cómo educar hijos, familia, niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS